jueves, 19 de diciembre de 2013

La Tierra desde Saturno

Fotografía del Instituto de Ciencia Espacial de la NASA / JPL-Caltech

La Edad del Hielo y la crisis salina del Mesiniense

La crisis salina del Mesiniense, hace 5,3 a 5,9 millones de años, consistió en la precipitación de enormes cantidades de sal en el fondo del Mediterráneo y su posterior desecación como consecuencia de la desconexión con el océano Atlántico. El déficit hídrico de la cuenca mediterránea (la evaporación supera la precipitación recogida y el aporte de los ríos) causó una rápida caída del nivel del mar al no contar con la aportación que viene del Atlántico.

Las causas que produjeron esta clausura de la conexión entre Atlántico y Mediterráneo en la región del estrecho de Gibraltar son objeto de un largo debate entre expertos en Ciencias de la Tierra.
Las posibles causas propuestas han sido o por un levantamiento tectónico de la zona del antiguo estrecho o por el descenso global del nivel del mar que dejase emergida una barrera topográfica que separase el Atlántico y el Mediterráneo.

Cuando el Mediterráneo se secó, su contenido evaporado cayó como lluvia (agua dulce) en otros mares, diluyendo levemente su salinidad y posibilitando que se congelasen en los polos zonas más amplias. Las regiones de hielo ampliadas rechazaron más el calor solar e introdujeron a la Tierra en una edad del hielo.


Esta teoría explica un cambio climático global provocado por una alteración de condiciones de carácter regional.
De hecho, el verdadero motor del comportamiento de la superficie del planeta son los mares y los meteorólogos tratan cada vez más la atmósfera y los mares como un sistema único. El Atlántico, por ejemplo, es más salado que el Pacífico y eso provoca que las corrientes de agua creen unas temperaturas agradables en las costas europeas. El agua es más densa cuanto más salada es, y el agua densa se hunde; sin su peso suplementario de sal, las corrientes atlánticas continuarían hasta el Ártico, calentando el Polo Norte y privando a Europa de todo ese agradable calor. Un cambio de esa salinidad provocaría, por lo tanto, un nuevo cambio climático.


Podemos preguntarnos qué ocurrirá cuando el Polo Norte, por otras circunstancias, se convierta en agua dulce y se distribuya por los océanos. Lo que es seguro es que un pequeño cambio en la dinámica de la Tierra puede tener repercusiones que desbordan nuestra imaginación.
http://www.dicyt.com/blogs/joides/2011/12/cuando-se-cerro-la-compuerta-de-gibraltar/
 

viernes, 13 de diciembre de 2013

Los homo sapiens procrearon con especies desconocidas de homínidos

Una nueva y mejorada de secuenciación de antiguos genomas de humanos emparentados revela que el Homo sapiens no sólo mantuvo relaciones sexuales con los neandertales y con una línea poco conocida de humanos llamados denisovanos, sino también con un cuarto linaje misterioso que también aparece en la mezcla.

Cueva Denisova en Siberia, Rusia, donde se descubrieron los restos de homínidos denisovanos
Tal como se informa en la revista Nature, nuevas evidencias genéticas sugieren que varios homínidos -muy estrechamente emparentados entre sí- se cruzaron hace más de 30.000 años. Este grupo de homínidos incluye a un ancestro humano desconocido, el cual no ha sido aún identificado en los registros de ADN antiguo.
"Se insinúa que podría ser un Homo erectus o similar", señaló David Reich, de la Escuela de Medicina de Harvard (director de la investigación)  en una reunión sobre ADN antiguo patrocinado por la Sociedad Real de Londres el pasado 18 de noviembre.

El homo erectus es una especie humana extinta que se originó en África y se extendió por Asia, siendo la especie dominante hasta hace unos 300.000 años, aunque hay constancia de poblaciones erectus hasta hace unos 50.000 años (río Solo, en Java).
Los neandertales son un grupo de humanos extintos que vivieron aproximadamente desde hace unos 130.000  hasta hace 30.000. Los neandertales fueron probablemente tan avanzados como los humanos modernos en áreas como la fabricación de herramientas, si bien quizá estaban menos adaptados socialmente.
Los denisovanos* son un grupo mucho más misterioso. Estos seres humanos vivieron en Siberia y, posiblemente, se separaron de la rama familiar humana que con el tiempo dio lugar a los neandertales hace unos 300.000 años. Poco se sabe acerca de cómo vivían los denisovanos y ni su aspecto.

Los análisis genéticos de los neandertales, denisovanos y humanos modernos, sugieren que los tres grupos mantuvieron, de vez en cuando, relaciones sexuales y tuvieron descendencia. Los genes denisovanos aparecen en las poblaciones actuales de las islas del Pacífico, sudeste de Asia y sur de China. Los genes neandertales aparecen entre el 1 y el 4 por ciento de poblaciones de Eurasia, lo que indica que los Homo sapiens y los neandertales hibridaron después de que los humanos modernos emigraran fuera de África.
Por razones aún desconocidas, los homo sapiens son los únicos supervivientes humanos, ya que todos los demás del género homo se extinguieron.
Reich y sus colegas han creado secuencias mucho más completas de los genomas neandertal y denisovano que las que habían sido utilizadas en investigaciones del pasado.
Dichas secuencias confirmaron los hallazgos anteriores de que los denisovanos se aparearon con los ancestros de las islas del Pacífico y del este de Asia, pero también revelaron una sorpresa: rastros genéticos de una población desconocida de ancestros humanos fueron encontrados en los genes denisovanos, lo que sugiere que hubo un mestizaje aún más intenso de lo que previamente se pensaba.
* El homínido de Denísova (también llamado mujer X) es el nombre dado a una posible nueva especie de Homo, identificada a través del análisis del ADN de restos óseos encontrados en Siberia, cuyo descubrimiento se anunció en marzo de 2010. Se ha sugerido que esta nueva especie vivió entre hace un millón y 40 000 años, en áreas en las que también vivían neandertales y Homo sapiens,aunque su origen se encontraría en una migración distinta a las asociadas con humanos modernos y neandertales. En caso de confirmarse como nueva especie de Homo, el nombre oficial podría ser Homo siberiensis, Homo altaiensis o más probablemente Homo denisoviensis

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Los 10 hábitos de las personas muy miserables

La psicoterapeuta Cloe Madanes ha hecho un interesante ejercicio de psicología inversa y se ha propuesto remarcar algunos hábitos de la gente altamente miserable, es decir, de aquellas personas que, lejos de disfrutar la vida en sus pequeños y grandes asombros y placeres, se dedican a hacérsela miserable, tanto a ellos como a los que tienen la mala suerte de estar en torno suyo.
Y es que ser miserable, lo que se dice auténticamente miserable, es un trabajo de tiempo completo: una forma de arte, incluso, y si observamos con atención, notaremos el cuidado con que las personas se convierten en verdugos de sí mismas.
He aquí las 10 características que hacen de la vida una experiencia insufrible para ti y para los que te rodean:

1. Practica el aburrimiento. Las personas miserables suelen tener un aura de sabelotodos: nada los asombra, y lo que asombra a los demás debe ser rápidamente denunciado como lo que es, una copia burda de algo que ya se conocía. Cultivar el sentimiento de que todo es predecible, de que todo ya ha sido hecho por alguien, de que el tedio es insufrible, puede hacerte ver a tus propios ojos como una persona culta que ha agotado todas las formas de asombro.

2. Adopta una identidad negativa. Si no sabes por dónde empezar puedes asumir algún diagnóstico físico o mental y vivir de acuerdo a él: si estás deprimido vuélvete una Persona Depresiva; si te sientes ansioso, vuélvete una Persona Ansiosa. Simplemente deja que tu diagnóstico condicione todos los aspectos de tu existencia y lograrás vivir como un convaleciente, con todas las ventajas que aporta: la gente estará preocupada constantemente por tu frágil estado.

3. Discute por tonterías. No hablamos de un debate filosófico sino de un asunto de poder: para las personas altamente miserables, tener la razón es más importante que dialogar con el otro para encontrar una verdad común o un terreno de interlocución. 

4. Desconfía de las intenciones de los demás. Uno nunca sabe si un comentario, un halago o una pregunta que nos hacen no es en realidad un insulto o una forma velada de humillación. La gente altamente miserable siempre está pendiente de lo que los otros no dicen, más que de lo que dicen efectivamente.

5. Evita la gratitud a toda costa. La gratitud puede ser el elemento común de todas las vías religiosas, y algo que inmediatamente te ayude a ver lo positivo dentro de las situaciones negativas. Es por eso que debes evitar sentir gratitud a toda costa: nunca digas gracias, por ejemplo.

6. Si todo falla, culpa a tus padres. En cierto sentido, una persona miserable es un niño en busca de afecto. Pero ese niño puede aprender también que sus errores no son suyos (y por tanto no hacerse responsable por ellos), sino que sus defectos y fallas son culpa de quienes nos criaron: los padres.

7. Ten miedo de perder tu trabajo. Quéjate todo el tiempo de lo que haces en tu trabajo y además teme perderlo. Repite tus errores constantemente, actúa de manera servil o francamente hipócrita con tus compañeros o simplemente imagina lo que será morir de hambre en las calles cuando te despidan: esta práctica diaria requiere todo tu esfuerzo y tu angustia.

8. No disfrutes de los placeres de la vida. ¿Música, comida, paisajes naturales, arte? Esas son cosas superficiales para gente tonta que no sabe nada de la vida. Las personas altamente miserables saben que todo placer es transitorio y, de alguna forma, egocéntrico, pues son una distracción que no puede nunca compensar el miserable estado del mundo actual.
9. Glorifica o sataniza el pasado. Dicen que todo tiempo pasado fue mejor, pero el pasado también es el lugar de las oportunidades perdidas, desperdiciadas o ignoradas. Si algún día experimentas placer con el estado actual de tu vida, recuérdate cuando no tenías dinero, cuando te divorciaste, cuando te despidieron de algún trabajo o te pusieron una mala nota en la escuela. "Los malos recuerdos son para siempre”, podría ser un buen eslogan para tener a la vista en cualquier situación.

10. Quéjate. Quéjate. Quéjate. Las personas miserables saben que la crítica podría abrir un fecundo espacio de diálogo: por eso se esfuerzan en permanecer en los lindes de la queja, que no es sino la expresión de su fascinante mente maestra para hallar algo negativo en cualquier situación.

http://pijamasurf.com/

La Teoría del Cisne Negro

La Teoría del Cisne Negro es una metáfora que encierra el concepto de que cuando un suceso es una sorpresa (para el observador) y tiene un gran impacto, después del hecho, este acontecimiento es racionalizado retrospectivamente. La teoría fue desarrollada por Nassim Nicholas Taleb para explicar el desproporcionado impacto de los eventos extraños que están fuera de las expectativas normales de la historia y los sesgos psicológicos que hacen a las personas individual y colectivamente ciegas a la incertidumbre e inconscientes al destacado papel de los acontecimientos imprevisibles en los asuntos históricos.
http://thisisnthappiness.com/
Los acontecimientos tipo Cisne Negro fueron descritos por Taleb en su libro de 2007 (revisado y completado en 2010), El Cisne Negro. Taleb se refiere a casi todos los grandes descubrimientos científicos, hechos históricos, y logros artísticos como "cisnes negro", (sin dirección, inesperados). Señala como ejemplos de eventos Cisne Negro: Internet, el ordenador personal, la Primera Guerra Mundial y los ataques del 11 de septiembre.
En concreto, afirma Taleb que: "Lo que llamamos un Cisne Negro (y con mayúscula) es un evento con los tres atributos siguientes. En primer lugar, es un caso atípico, ya que se encuentra fuera del ámbito de las expectativas regulares, porque no hay nada en el pasado que puede apuntar de manera convincente a su posibilidad. En segundo lugar, conlleva a un impacto extremo. En tercer lugar, a pesar de su condición de rareza, la naturaleza humana nos hace inventar explicaciones de su presencia después de los hechos, por lo que es explicable y predecible a posteriori".

http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_del_cisne_negro
http://thisisnthappiness.com/

martes, 10 de diciembre de 2013

El hexágono del polo norte de Saturno

En el polo norte de Saturno aparece uno de los fenómenos más enigmáticos que se ha podido observar dentro de nuestro sistema solar: una tormenta similar a un huracán de un tamaño enorme que forma un héxagono de sorprendente precisión geométrica y que ha durado por lo menos tres décadas, aunque podría llevar varios siglos según lo que hoy sabemos. Esta animación de 8 cuadros a partir una reconstrucción digital de imágenes tomadas por la Sonda Cassini es el material de mayor resolución jamás revelado de este misterioso objeto atmosférico que mantiene su danza vorticial en la cúspide del planeta de los anillos.
 


La imagen (los colores son añadidos) representa un sistema de nubes simétricas de más de 32 mil kilómetros de ancho, con un ojo de huracán en el centro (un ojo 50 veces más grande que el mayor huracán terrestre del que tengamos constancia). El poderoso sistema meteorológico que comprende este hexágono es dos veces del tamaño de la Tierra.
 

lunes, 9 de diciembre de 2013

Metaparadoja: Wal-Mart vende impresiones de Banksy con la frase “Destruye al Capitalismo”

1
Share

death-cap

Wal-Mart es el emblema corporativo del capitalismo: la tienda minorista más grande del mundo se caracteriza por vender todo tipo de artículos a precios generalmente más bajos y ofrecer una gran cantidad de productos al tiempo que desplaza a los comercios locales. Sus dueños, la familia Walton, tienen más dinero que 48 millones de familias estadounidenses juntas. Sus prácticas monopolísticas han sido investigadas en diferentes países. En otras palabras, Wal-Mart representa todo lo que una persona como Banksy critica cuando se refiere al capitalismo.

 Con total ironía o tal vez agenciándose esa reciente táctica de la publicidad en la cual se utiliza el anticonsumismo como línea de comunicación para posicionar a una marca, Wal-Mart ofrece a la venta en su tienda en línea de camisetas con la frase “Destroy Capitalism”. La paradoja es doble porque la impresión de Banksy muestra a una fila de personas, estereotípicamente anticapitalistas, esperando para comprar una camiseta que dice “destruye al capitalismo”.
 
 

domingo, 8 de diciembre de 2013

El Carbonífero y las libélulas

Durante el Devónico y el Carbonífero, los niveles de oxígeno de la Tierra eran un 20% superiores a los actuales. Estos niveles "embriagadores" de oxígeno estimularon sin duda el crecimiento y permitió a los animales hacerse notablemente grandes en un periodo de tiempo muy breve.
Se han hallado rastros de una criatura tipo milpiés de casi dos metros de longitud.
En esta época, los insectos aprendieron a volar, y lo hicieron con una pericia tan asombrosa que no han tenido la necesidad de modificar sus técnicas desde entonces. La libélula podía, entonces como ahora, volar a 50 kilómetros por hora, parar instantáneamente, mantenerse inmóvil en el aire, volar hacia atrás y elevarse de una forma que los seres humanos no llegamos a comprender. Richard Conniff se refiere a este tema cuando señala que "la Fuerza Aérea estadounidense las ha puesto en túneles de viento, para ver cómo se las arreglaban, y se desesperaron".
También ellas se atracaron de aquel aire tan rico y llegaron a hacerse grandes como cuervos en los bosques del carbonífero. Los árboles y el resto de la vegetación alcanzaron también proporciones exageradas. Los equisetos y los helechos crecieron hasta los 15 metros, los licopodios alcanzaron alturas de hasta 40 metros (algo así como la altura de un edificio de 12 plantas).

miércoles, 4 de diciembre de 2013

El rey Sebastián y los sebastianes

Las Cortes de Tomar, que se reunieron en abril de 1581, fueron una ocasión histórica. Allí se confirmó la unión de toda la península bajo una sola corona. Las Cortes juraron fidelidad al rey y reconocieron a su hijo, el príncipe Diego, como su sucesor. A cambio, el rey Felipe II confirmó todos los privilegios y la independencia de Portugal, en términos similares a aquellos que habían unido a otros reinos de la Península con Castilla hacía más de un siglo. Para acallar los continuos rumores de que Sebastián aún estaba vivo y que regresaría para reclamar su trono, el rey dispuso que se trajera el supuesto cuerpo del rey Sebastián desde África.

Pero las historias siguieron circulando, difundidas principalmente por el clero, que se oponía a la sucesión española y esperaba el regreso del rey. Se seguía diciendo que el rey estaba vivo en África y que vivía con los árabes en las montañas. Entre las leyendas que surgieron referidas al rey desaparecido, hubo una que sugería que el monarca deseaba expiar sus pecados vagando siete años por el desierto en penitencia y soledad, después de lo cual reaparecería. Los siete años expirarían en 1585, una fecha que, consecuentemente, muchos aguardaron con emoción. En 1584 hubo rumores que hablaban de que habían identificado en un pueblo de la frontera hispano-lusa a un joven que algunos tomaron por el rey desaparecido. Las autoridades lo arrestaron y lo enviaron a Lisboa, donde fue identificado como el hijo de un alfarero del pueblo, y enviado a galeras de por vida.
Desde aquel momento en adelante, los sebastianes se multiplicaron. Pero 1585 transcurrió sin que hubiera indicio alguno todavía del rey ausente.
Años después, toda la historia volvió a agitarse de nuevo. En agosto de 1598, João de Castro, que por entonces estaba en París, recibió una carta de un noble portugués residente en Venecia, informándole de que un viajero que pasaba por la ciudad había revelado que él era realmente don Sebastián. El hombre, que parecía un miserable vagabundo, había sido acogido por un posadero que había tenido lástima de él y fue el primero al que reveló la información. Las noticias no tardaron en difundirse, y llegaron a oídos de un noble exiliado portugués que vivía en Venecia. Un miembro del personal de la casa del noble, que había estado al servicio de Antonio de Carato, fue a ver al vagabundo, y confirmó que este mostraba todos los indicios de ser el rey desaparecido. El transcurso de veinte años habría cambiado naturalmente el aspecto de Sebastián, de modo que la cuestión del parecido no era ya un gran problema. Más trascendental era la cuestión de explicar por qué el rey no había hecho nada por revelar su identidad durante dos décadas. En este punto, el supuesto Sebastián tenía que contar una larga y enrevesada historia.
Decía que se las había arreglado para escapar tras la famosa batalla de Alcazarquivir, en compañía de un puñado de nobles portugueses. Habían intentado pasar a Portugal, pero sintió remordimientos por el desastre al que había conducido a su país y decidió no regresar. En vez de eso, partió hacia Egipto, y luego viajó a Etiopía, donde visitó al mítico rey cristiano Preste Juan. Tras un par de años allí, volvió a emprender sus viajes, y fue a Persia, donde sirvió en el ejército durante seis años de guerras contra los turcos. Tras Persia, consiguió llegar a Jerusalén y luego a Constantinopla, desde donde pasó a Hungría, Moscovia y Suecia, luego enfiló hacia el sur, hasta Londres, en Inglaterra, donde visitó al pretendiente del trono portugués, Antonio de Crato. Luego fue a Holanda y finalmente a París, donde pasó un año, y luego bajó a Italia, junto al Mediterráneo. A todo esto, tuvo una visión que le indicó que debería hacer todos los esfuerzos posibles para recuperar su trono de Portugal. Haciéndose llamar ahora El Caballero de la Cruz, partió hacia Roma con el propósito de descubrirse ante el papa. Sin embargo, lo habían asaltado por el camino y le habían robado todas sus ropas y propiedades, y nunca consiguió ver al papa. Y así fue como había acabado, pareciendo un pobre pordiosero, en Venecia.
Por presiones de la corona española fue encarcelado. El pretendiente permaneció prisionero durante dos años, y fue sometido a múltiples interrogatorios. Y fue en ese momento cuando la historia dio un giro tan sorprendente como inexplicable. A pesar de varios intentos por poner a prueba la memoria del prisionero y preguntarle por detalles íntimos de la vida de Sebastián, el mendigo salió airoso de todas las pruebas. Podía repetir detalles de conversaciones que los embajadores venecianos de la época habían mantenido con Sebastián, demostró que tenía una fortaleza física semejante a la del rey (que había sido capaz de levantar a un hombre con un brazo), y fue identificado como Sebastián por personas que habían conocido al rey veinte años atrás.
 
El Senado de Venecia evidentemente no quería verse arrastrado a un conflicto político. A mediados de diciembre de 1600, un tribunal especial decretó la libertad del prisionero, con la condición de que abandonara el territorio de la república inmediatamente. Si no lo hacía, sería enviado a galeras. Algunos amigos trasladaron al prisionero a Padua, donde aquella misma noche -el 15 de diciembre- se entrevistó con personajes clave y se ofreció para que le hicieran un examen físico. Las personas allí reunidas, todas portuguesas, parecieron aceptar las pruebas físicas que mostró. Sin embargo, tenían dos pequeñas dudas. El hombre que tenían ante sí, a diferencia de Sebastián, tenía una piel demasiado morena, lo cual atribuyeron al efecto del sol africano. Más importante, tal vez, era el hecho de que cometió varios errores graves hablando portugués, pero esto también podía pasarse por alto, considerando que había pasado tantísimos años fuera de su país natal.

Los partidarios quedaron convencidos y lo dispusieron todo para trasladar a Sebastián aquella misma noche a Francia, por temor de que pudiera ser capturado por los españoles. Resultó que el embajador español en Venecia había seguido cada movimiento del pretendiente, que fue obviamente capturado a finales de mes en los dominios del gran duque de la Toscana.
 
Entre tanto, los seguidores de Sebastián andaban atareadísimos por toda Europa intentando conseguir que se aceptara la identidad real de aquel hombre, como un requisito necesario para su puesta en libertad. Los líderes políticos eran reacios a comprometerse, sabiendo que eso les acarraría conflictos con España, que junto a sus aliados dominaba Italia tanto política como militarmente. Al final, el gran duque tomó una decisión, y el lunes de Pascua de 1601 los toscanos entregaron a su prisionero a los españoles, que lo escoltaron hasta la costa y lo pusieron a bordo de una nave con destino a Nápoles. En Nápoles, por seguridad, fue alojado en un castillo.
 
Finalmente, el mercader calabrés a finales de abril de 1602 fue condenado de por vida a galeras, por impostor. Se le hizo desfilar por las calles de Nápoles a lomos de un burro y ataviado con un gorro de arlequín. Para sus seguidores, este trato no era más que una reedición del modo en que Jesús fue tratado en su camino al Calvario. De hecho, todas las descripciones posteriores de lo que le ocurrió están basadas exclusivamente en resúmenes escritos por sebastianistas, que no dejan de mencionar su actitud regia cuando fue atado al duro banco en la galera, la rapidez con la que todo el mundo lo reconoció como el verdadero Sebastián y el respeto que inspiraba en todo aquel que lo veía. Cuando su galera llegó a Cádiz, se dijo que el duque de Medina Sidonia había bajado al puerto y lo había reconocido como el verdadero rey.
 
De repente, en enero de 1603, el remero desapareció del puesto que solía ocupar. ¿Había escapado o lo habían matado? Aquello resultó ser el final de la historia: lo sacaron de la galera y lo llevaron a una prisión para posteriormente ser condenado a la amputación de su mano derecha y colgado el 23 de septiembre.

martes, 3 de diciembre de 2013

El terremoto de Lisboa


El terremoto de Lisboa de 1755 ha sido el más intenso (en lo que se refiere a devastación pura y concentrada) que se ha registrado históricamente. Tuvo lugar entre las 09:30 y las 11:40 horas del 1 de noviembre y se caracterizó por su gran duración, dividida en varias fases, y por su virulencia, causando la muerte de entre 70 000 y más de 100 000 personas. A  las 09:30 se produjo una sacudida lateral súbita que se calcula hoy que tuvo una magnitud de 9 en la escala de Richter* y que se prolongó durante 6 interminables minutos, produciendo grietas gigantescas de cinco metros de ancho que se abrieron en el centro de ciudad. La fuerza convulsiva fue tan grande que el agua se retiró del puerto: los supervivientes que habían huido hacia el espacio abierto que constituían los muelles pudieron observar cómo el agua retrocedió, revelando el lecho del mar cubierto de restos de cargas caídas al mar y de los viejos naufragios. Cuando cesó el temblor, los supervivientes tuvieron sólo tres minutos de calma, tras los cuales se produjo un segundo temblor, un poco menos potente que el primero. Cuarenta minutos después, tres tsunami de entre 6 y 20 metros engulleron el puerto y la zona del centro, subiendo aguas arriba por el río Tajo.
 
En las áreas no afectadas por el maremoto, los incendios surgieron rápidamente, y las llamas asolaron la ciudad durante cinco días. Más de una hora más tarde se produjo el tercer y último temblor.
El seísmo, seguido del maremoto y el incendio, causaron la destrucción casi total de Lisboa.

De una población lisboeta de 275.000 habitantes, unas 90.000 personas murieron. Otras 10.000 murieron en Marruecos, mientras que en Ayamonte (Huelva) murieron más de 1.000 personas, y se registraron víctimas y daños de consideración en más puntos del sur de España y de toda la península ibérica.

En Cádiz el maremoto alcanzó los 12 metros de altura. A pesar de ello, las murallas que la rodean (que sufrieron graves daños) protegieron a gran parte de la población, y la orden de cerrar las Puertas de Tierra, dada por el gobernador civil, evitaron las muertes y la destrucción que se dieron en el resto de la Bahía de Cádiz. Conil fue destruida, Sanlúcar de Barrameda, El Puerto de Santa María y Jerez de la Frontera sufrieron numerosas víctimas y desperfectos.
Las olas del maremoto llegaron hasta Martinica, Barbados, América del Sur y Finlandia.

 

* La escala de Richter ha sido siempre bastante malinterpretada; es una medida arbitraria de los temblores de la Tierra que se basa en mediciones de superficie. Aumenta exponencialmente, de manera que un temblor de 7,3 es 50 veces más potente que un terremoto de 6,3   y 2.500 veces más que uno de 5,3.  Teóricamente al menos, no hay un límite superior para un terremoto... ni tampoco hay, en realidad, uno inferior. La escala es una simple medición de fuerza, pero no dice nada sobre los daños. Un terremoto de magnitud 7, que se produzca en las profundidades del manto (a, digamos, 650 kilómetros de profundidad), podría no causar absolutamente ningún daño en la superficie, mientras que otro significativamente más pequeño, a sólo seis o siete kilómetros por debajo de la superficie, podría provocar una devastación considerable. Depende mucho también de la naturaleza del subsuelo, de la duración del terremoto, de la frecuencia y la gravedad de las réplicas y de las características de la zona afectada. Todo esto significa que los terremotos más temibles no son necesariamente los más potentes, aunque la potencia cuente muchísimo, por supuesto.

 

lunes, 2 de diciembre de 2013

Física o filatelia. Ernest Rutheford

La frase «La ciencia es o Física o Filatelia» es posiblemente la más conocida del gran científico neozelandés Ernest Rutheford. 
De hecho, durante mucho tiempo, los físicos fueron (y en algunos casos siguen siéndolo) notoriamente despectivos con los científicos de otros campos. Cuando al gran físico austriaco Wolfgang Paul le abandonó su mujer por un químico, no podía creérselo. «Si hubiese elegido un torero lo habría entendido (comentó asombrado a un amigo). Pero un químico...»
Sobre Rutheford se cuentan muchas anécdotas, era afable y tenía un gran carisma. Físicamente era grande e imponente con una voz que hacía encogerse a los tímidos. En una ocasión, un colega al que le dijeron que Rutherford estaba a punto de hacer una transmisión de radio a través del Atlántico, preguntó secamente: «¿Y porqué utiliza la radio?»
Curiosamente, como si el destino le hubiese querido jugar una broma de mal gusto, le concedieron en 1908 el premio Nobel ¡de Química!

domingo, 1 de diciembre de 2013

El censor que evitó que Franco sufriera abusos deshonestos

La censura es una práctica determinante para mantener el pensamiento único entre los súbditos. En la nacionalcatólica España de Franco  no bastaba con una censura, teníamos dos: una censura religiosa y otra civil.
Los censores de la Iglesia, encargada del control social, moral y doctrinal, hacían constar en las publicaciones la inscripción Nihil obstat (abreviatura de nihil obstat quominus imprimatur, no existe impedimento para que sea impresa). Respecto a la censura civil, por la Ley de prensa de 22 de abril de 1938, la prensa pasaba a convertirse en transmisora de los valores oficiales e instrumento de adoctrinamiento político y los periodistas se transustanciaban en dignos trabajadores al servicio de España.
En cierta ocasión, según cuenta Juan Eslava Galán en De la alpargata al seiscientos, un joven de la localidad de Oliva de la Frontera (Badajoz), que estrenaba una moto de segunda mano, se presentó en casa de su novia para invitarle a dar un paseo. La chica, de intachable moral y de familia cercana al Régimen, pidió el permiso paterno y, aunque a regañadientes, se le concedió.
Delante de la familia, y de los curiosos, subió a la moto a mujeriegas (con las dos piernas a un lado) y le dijo a su novio: cuando quieras. Dio unas vueltas por el pueblo y, con la excusa de probar la moto en carretera, salió del pueblo hasta un paraje escondido donde paró la moto… ¡Bájate, que hoy no te salva ni Franco!
Ese mismo día la pareja de la Guardia Civil se presentó en casa del muchacho y se lo llevó al cuartelillo. El día del juicio no se le ocurrió otra cosa que alegar que su novia, delante de muchos testigos, había dicho cuando quieras… Fue condenado tanto por abusos deshonestos como por ofender al jefe del Estado (¡Bájate, que hoy no te salva ni Franco!).
Un periodista publicó en un diario de Sevilla… “Condenado por abusos deshonestos y ofensas al jefe de Estado“. El censor estuvo rápido y obligó a modificar aquel titular que daba a entender que el jefe del Estado había sido mancillado.

sábado, 30 de noviembre de 2013

Todas las cosas están compuestas por átomos

El gran físico del Instituto Tecnológico de California, Richard Feynman, dijo una vez que si hubiese que reducir la historia de la ciencia a una frase, ésta sería:"Todas las cosas están compuestas por átomos".
Sobre las dimensiones de un átomo escribe Bill Bryson* en su libro Una breve historia de casi todo
Los átomos son pequeños, realmente diminutos. Medio millón de ellos alineados hombro con hombro podrían esconderse detrás de un cabello humano. Realmente es casi imposible de imaginar, pero podemos intentarlo.
Empieza con un milímetro, que es una línea así de larga: -. Imagina ahora esa línea dividida en mil espacios iguales. Cada uno de esos espacios es una micra. Ésta es la escala de los microorganismos. Un paramecio típico, por ejemplo (se trata de una diminuta criatura unicelular de agua dulce) tiene unas dos micras de ancho (0,002 milímetros), que es un tamaño realmente muy pequeño.
Si quisieses ver a simple vista un paramecio nadando en una gota de agua, tendrías que agrandar la gota hasta que tuviese unos doce metros de anchura.
Sin embargo, si quisieses ver los átomos de esa misma gota, tendrías que ampliarla hasta que tuviese 24 kilómetros de anchura.
Dicho de otro modo, los átomos existen a una escala de diminutez de un orden completamente distinto. Para descender hasta la escala de los átomos, tendrías que coger cada uno de esos espacios de micra y dividirlo en 10.000 espacios más pequeños. Ésa es la escala de un átomo: una diezmillonésima de milímetro. Es un grado de pequeñez que supera la capacidad de nuestra imaginación, pero puedes hacerte una idea de las proporciones si tienes en cuenta que un átomo es, respecto a la línea de un milímetro de antes, como el grosor de una hoja de papel respecto a la altura del Empire State.

*Bryson, Bill: Una breve historia de casi todo, RBA, Barcelona, 2004
http://thisisnthappiness.com/
 

viernes, 29 de noviembre de 2013

Canibalismo y cálculo: una historia oscura del continente blanco

Un explorador de la Antártida puede guardar secretos inconfesables.
Douglas Mawson volvía de la expedición a la Antártida solo, demacrado y congelado. El célebre explorador antártico australiano tenía una terrible historia que contar. Uno de sus miembros del equipo, Belgrave Ninnis, había muerto al caer en una profunda grieta, y el otro, Xavier Mertz, había muerto de inanición y frío. 
Mawson había luchado durante un mes totalmente solo, soportando tormentas de nieve y un frío aterrador; en todas partes fue alabado por esta extraordinaria hazaña de supervivencia. 
Sin embargo, la verdadera historia parece que fue mucho más oscura. Según un nuevo libro escrito por el historiador David Day, se sugiere que Mawson mató deliberadamente de hambre Mertz y luego hirvió su carne y se la comió.
Day también afirma que Mawson tuvo un tórrido romance en tiempos de guerra (en Londres) con la viuda de su antiguo rival, el explorador británico Sir Robert Scott, mientras su esposa e hija lo esperaban de vuelta a Australia. También señala el historiador que el legendario explorador fue un cobarde que esquivó incorporarse a filas al tiempo que instó a los jóvenes a hacerlo.
Mawson - cuya familia se mudó a Sydney cuando era joven - participó como miembro de una expedición a la Antártida en 1907 y 1909. En 1911 se convirtió en el primer australiano en dirigir una expedición al continente helado.
La expedición estaba formada por Ninnis, un joven soldado británico, y Mertz, un suizo ex campeón de esquí, acompañando a Mawson. A las cinco semanas y a 300 kilómetros de la base, Ninnis cayó en una grieta cubierta por la nieve, con seis perros husky, una tienda y un trineo que contenía la mayor parte de los suministros.
Entonces comenzó el largo viaje de regreso y Mawson redujo drásticamente las raciones. Day sugiere que esto lo provocó un pensamiento frío (nunca mejor dicho) y calculador con "la esperanza de que Mertz muriera antes que él y que él podría sobrevivir con las raciones restantes" .
Antes de llegar, registró en su diario que " he hervido todo el resto de [la] carne de perro". Mertz, sin embargo, había disparado al último perro hace dos semanas, lo que sugiere que era poco probable que quedara algo de carne.
De hecho,en 1915, un periodista de EEUU informó que Mawson le había dicho que había considerado comerse a Mertz, pero decidió no hacerlo, ya que "siempre deja un mal sabor de boca" (¿siempre?). Mawson siempre negó haber dicho eso.
Cannibalism and calculation: a dark story from the white continent – Australasia – World – The Independent.
http://www.taringa.net/posts/imagenes/13981402/La-Antartida-un-Bello-Paisaje-Blanco.html

jueves, 28 de noviembre de 2013

La ciencia española y Masson de Morvilliers

España, esta nación hoy paralizada, tiene necesidad de una gran sacudida que la saque del letargo político en que se encuentra. Masson de Morvilliers publicó a finales del siglo XVIII su famoso artículo sobre España en la Encyclopedie. ¿Qué se debe a España? Desde hace dos, cuatro, diez siglos, ¿Qué ha hecho España por Europa?
¿Qué debe la ciencia europea a España? Nada, constató, porque nada puede esperarse de un país que necesita permiso de los sacerdotes para pensar... sus ceremonias religiosas, sus curas, sus frailes han hecho de esta colosal nación un pueblo de pigmeos.
El artículo "Espagne" publicado en la Encyclopédie méthodique provocó una de las polémicas culturales más célebres del siglo XVIII español y originó un verdadero conflicto diplomático entre Francia y España.
Finalmente y para darle la razón, la Inquisición consiguió en 1788 la incautación "mientras se realizaban las correcciones oportunas" de todos los tomos de la Encyclopedie que habían llegado a Madrid.
Artículo incluido en la Geographie Moderne, tomo I, páginas 554-68, de la Encyclopedie Methodique, París, 1782.

Augusto Bebel y los aplausos

Augusto Bebel fue un tornero alemán del siglo XIX y principios del XX que, junto a otros compañeros, fundó la primera organización de la clase trabajadora alemana: el Partido Socialdemócrata (el SPD). Más tarde fue elegido miembro del Parlamento, donde se convirtió en un orador que fustigó duramente a los representantes de la burguesía germana.
En una ocasión, tras haber tenido una brillante intervención en el hemiciclo, fue sorpresivamente aplaudido por los sectores más reaccionarios de la cámara. Bebel, ante la imprevista aprobación por parte de sus enemigos políticos se quedó meditabundo y, rascándose la cabeza, se preguntó:
"¿Ah, viejo Bebel! ¡Qué tontería habrás dicho para que esta gentuza te aplauda!"

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Los higos y Fernández Flores

Durante la 1ª Guerra Mundial, en la que España se mantuvo neutral, se produjo un aumento de  precios de los productos de primera necesidad que provocó una crisis casi continua entre los años 1916 y 1917. Como ocurre en cualquier momento crítico, -y me acuerdo ahora de muchos remedios mágicos a la actual- las soluciones propuestas fueron variopintas y, a veces, pintorescas.
Fernández Flores contaba, con su corrosivo estilo, la siguiente anécdota: 
Recordará usted que esto de la escasez y la carestía de las susbsistencias era algo para lo que no se encontraba solución.
Cuando el gobierno de Dato se decidió a crear la Comisaría de Abastecimientos, el estado del país era terrible. Y en esto andaba cuando se tuvo noticia de que el ilustre político liberal señor Royo Villanova había inaugurado su cátedra de la universidad de Zaragoza con una lección acerca de las subsistencias...
La gente supuso que se trataría de una divagación más. Pero no: el señor Royo llevaba la idea salvadora, tan sencillo como lo del huevo de Colón: no comer. Es decir, comer muy poquito, casi nada, una pequeñez, una migajita... Pero el señor Villanueva comprendió que no bastaba la teoría, con ser genial, sino que era preciso ofrecer un ejemplo. Y el ejemplo fue él mismo. El señor Royo, en un momento emocionante que nunca podrán olvidar los que lo vieron declaró:
- Aquí, donde me veis, llevo cuatro días comiendo medio kilo de pan y docena y media de higos cada veinticuatro horas.
Hubo un rumor de admiración. Algunas señoras sollozaron.
- Pero no me compadezcáis -añadió-: esos alimentos bastaban para producir en mi organismo 2548 calorías...
Otro rumor prolongado. Un cesante incrédulo gritó:
- ¡Que las enseñe!
- Con esas calorías -siguió el señor Royo- tuve sobrado vigor para el trabajo y una salud admirable. ¿Y sabéis cuánto había gastado en mis refacciones...? Treinta y cinco céntimos diarios: veinticinco en el pan y diez en los higos.
Terminada la conferencia, los presentes fueron desfilando cerca del señor Royo para felicitarle y palparle a la vez, con objeto de convencerse de que aún tenía carne sobre los huesos.
Cuando supo lo ocurrido en Zaragoza, el señor Dato mandó llamar al señor Alas Pumariño y, ya en su despacho, le dijo:
- ¿Se enteró usted de lo que hizo Royo Villanova?
- Sí, señor.
- Comprenderá usted que no podemos dejarle a un liberal la gloria de haber resuelto la cuestión de las subsistencias desde la oposición. Sería la crisis; sería la caída del partido. Usted tiene que hacer algo más sensacional, como comisario. ¿Es usted capaz de vivir con diez higos diarios?
- No, señor.
- ¿Y con doce?
Alas Pumariño suspiró:
- Tampoco.
- ¿Ni siquiera con diecisiete...? Coma usted un higo menos que Royo Villanova y estamos salvados.
Alas Pumariño dejó caer los brazos:
- ¡No puedo, no podré jamás!
Cuando el señor Alas salió del despacho del señor Dato ya no era comisario de Abastecimientos.
 
Wenceslao Fernández Flórez

martes, 26 de noviembre de 2013

Fermor y el gato

Patrick Leigh Fermor, posiblemente el mejor autor de literatura de viajes en lengua inglesa, tuvo una apasionante vida llena de acción y pasiones.
Con 18 años decidió caminar a lo largo de toda Europa, desde Hoek van Holland hasta Constantinopla. Leigh Fermor inició su viaje el 8 de diciembre de 1933, cuando Hitler acababa de llegar al poder en Alemania, con unas pocas ropas, el Oxford Book of English Verse y un volumen de las Odas de Horacio.
Durmió en refugios de pastores, graneros y cabañas, pero también en las casas de campo de la aristocracia y la alta burguesía de Europa Central. A lo largo de su viaje escuchó muchas historias y oyó muchos lenguajes.

http://thisisnthappiness.com/post/278515176/kehoe
Llegó a Constantinopla el 1 de enero de 1935 donde continuó su viaje a lo largo de Grecia. Allí se enamoró del país y de su idioma.
En uno de sus libros, El tiempo de los regalos, el escritor cuenta el origen de un dicho marinero de la región de Mani, el profundo sur griego.

Parece que hubo una vez en que un capitán de barco, preocupado por la gran cantidad de ratas que infestaban su navío, llamó a un sacerdote y le pidió que llevase a cabo el servicio especial para deshacerse de ellas. Se entonaron los cánticos apropiados y el sacerdote roció de agua bendita el barco, de proa a popa. Embolsándose la tarifa habitual, aseguró al capitán que ya no tendría más problemas con esos bichos: el rito jamás había fallado. "Pero hay una cosa", dijo el cura. "¿Qué cosa padre?". El sacerdote inclinó su barbada cabeza hacia la oreja del marino y le susurró: "Consíguete un gato".
 

lunes, 25 de noviembre de 2013

Los cuentos de Charles Perrault: erotismo y terror


Charles Perrault (1628-1703) se hizo célebre por recoger antiguos relatos de la tradición popular francesa y adaptarlos a los gustos refinados de la corte de Luis XIV. Para lograrlo, tuvo que suavizar la crudeza de las versiones originales, cuyo contenido era especialmente violento, escatológico y sexual. Además, Perrault añadió a las historias algún toque de humor y también unas moralejas al final de cada cuento.
Pero, a pesar de los retoques, los cuentos de Perrault estaban basados en historias realmente espeluznantes de asesinos en serie, canibalismo, castigos inhumanos e infanticidios. Además, el escritor conservó algunos elementos poco decorosos e, incluso, escandalosos (como el incesto), que, en ocasiones, eran reforzados en las moralejas. Y es que las narraciones adaptadas por Perrault no pertenecían a la literatura infantil sino a la literatura oral del campesinado francés, que recogían en estos duros relatos las realidades, los miedos y necesidades de su época.


En la tradición popular, por ejemplo, Caperucita llegaba a beber la sangre de la abuela y a comer trozos de su carne, engañada por el lobo. Perrault eliminó el canibalismo pero mantuvo las connotaciones sexuales de la historia:
Caperucita Roja se desvistió y se metió en la cama. Allí se sorprendió mucho de ver cómo resultaba ser su abuela sin ropa
La sensualidad del cuento de Caperucita se acentúa en la moraleja del cuento:
Vemos aquí que los niños -y sobre todo las niñas bonitas, elegantes y graciosas- proceden mal al escuchar a cualquiera, y que no es nada extraño que el lobo se coma a tantos. Digo el lobo, pero no todos los lobos son de la misma calaña. Los hay de modales dulces, que no hacen ruido ni parecen feroces o malvados y que, mansos, complacientes y suaves, siguen a las tiernas doncellas hasta las casas y las callejuelas. ¡Y ay de quien no sabe que estos melosos lobos son, entre todos los lobos, los más peligrosos!

Tampoco introdujo un final feliz en el cuento porque, en su versión, no aparece ningún cazador (que se introdujo en el siglo XIX):
Caperucita, por ser una niña desobediente, ocasionó la muerte de la abuela y también ella fue devorada por el lobo.


Sin duda, uno de los cuentos más terroríficos de Perrault era Barba Azul, el asesino en serie que va degollando a sus sucesivas esposas, cuando se atreven a desobedecer la orden de no entrar en una habitación cerrada (en la que mantiene los cadáveres ensangrentados de todas ellas):
Al principio no vio nada, porque las ventanas estaban cerradas; después de un rato empezó a ver que el piso estaba todo cubierto de sangre coagulada, en la que se reflejaban los cuerpos de varias mujeres muertas y colgadas a lo largo de las paredes. Eran todas las mujeres que Barba Azul había desposado y a quienes había degollado una tras otra.

En Pulgarcito, aparte de justificarse que los padres se deshagan de sus hijos por su situación de extrema pobreza, hay algunos pasajes realmente duros. A través del engaño de Pulgarcito, el ogro mata a sus siete niñas:

Fue -el ogro- en seguida a la cama de las niñas donde, tocando los gorros de los muchachos:—¡Ah! — exclamó— ¡aquí están nuestros mozuelos! trabajemos con coraje.Diciendo estas palabras, degolló sin trepidar a sus siete hijas. Muy satisfecho después de esta expedición, volvió a acostarse junto a su mujer… El ogro, al despertar, dijo a su mujer:—Anda arriba a preparar a esos chiquillos de ayer.Muy sorprendida quedó la ogresa ante la bondad de su marido sin sospechar de qué manera entendía él que los preparara; y creyendo que le ordenaba vestirlos, subió y cuál no sería su asombro al ver a sus siete hijas degolladas y nadando en sangre. Empezó por desmayarse (que es lo primero que discurren casi todas las mujeres en circunstancias parecidas)
Pulgarcito también roba a la esposa del ogro todas sus posesiones, a pesar de que se había compadecido de ellos y los había acogido cuando estaban perdidos y hambrientos.

En Las hadas, una madre viuda echa a sus dos hijas de la casa por diferentes motivos: la buena terminará casándose con un príncipe pero la mala sufrirá el castigo de expulsar un sapo y una culebra con cada palabra que pronuncie. Por si esto no fuera suficiente, acabará muriendo, abandonada por todos:
En cuanto a la hermana, se fue haciendo tan odioso que su propia madre la echó de la casa; y la infeliz, después de haber ido de una parte a otra sin que nadie quisiera recibirla, se fue a morir al fondo del bosque

En Piel de asno, el rey viudo quiere contraer matrimonio con su bella hija para cumplir el juramento que le hizo en su lecho de muerte a la reina (no volver a casarse si no encontraba una mujer más hermosa y “mejor formada” que ella):

La joven princesa, llena de virtud y pudor, creyó desfallecer ante esta horrible proposición. Se echó a los pies del rey su padre, y le suplicó con toda la fuerza de su alma, que no la obligara a cometer un crimen semejante.
El rey, que estaba empecinado con este descabellado proyecto, había consultado a un anciano druida, para tranquilizar la conciencia de la joven princesa. Este druida, más ambicioso que religioso, sacrificó la causa de la inocencia y la virtud al honor de ser confidente de un poderoso rey. Se insinuó con tal destreza en el espíritu del rey, le suavizó de tal manera el crimen que iba a cometer, que hasta lo persuadió de estar haciendo una obra pía al casarse con su hija.


Y en Grisélidis, el rey somete a todo tipo de vejaciones a la pastora con la que se ha casado, para cerciorarse de su sumisión y lealtad incondicionales. Para poner a prueba a su esposa llegará, incluso, a repudiarla y a plantearse el matrimonio con la hija (aunque se trate sólo de un engaño que no se hace realidad).

Todos estos cuentos en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes:

domingo, 24 de noviembre de 2013

Un impuesto de un siglo para una guerra de tres meses


La guerra entre EEUU y España empezó y acabó en 1898. El conflicto armado se produjo entre los meses de mayo y julio (aunque la paz se firmó en diciembre) y supuso una derrota aplastante del ejército español. El gobierno de Estados Unidos implantó entonces un impuesto a las llamadas telefónicas de larga distancia, con el único objetivo de sufragarla, pero los norteamericanos han seguido pagándolo hasta ahora.

Para sorpresa de muchos, resulta que han estado más de un siglo recaudando dicho impuesto hasta que alguien, en 2005, se dio cuenta y decidieron realizar una devolución en la declaración de la renta equivalente al importe pagado durante el año anterior.



La revista satírica The spoof propone que ya que se ha estado tanto tiempo recaudando, tal vez lo mejor sería utilizar ese dinero para el fin que fue recaudado y que el gobierno declare la guerra a España.

Aparte de bromas, el Congreso promulgó el denominado "impuesto al consumo de lujo" en 1898 (1 centavo por llamada telefónica en 1898), cuando sólo existían unas pocos miles de líneas telefónicas en el país. Fue derogada en 1902, pero se volvió a aplicar 1914, para pagar por la Primera Guerra Mundial, y se convirtió en permanente.
Finalmente, ya en el año 2006, se presentó en el Congreso un proyecto de ley para derogar el impuesto de la Guerra de Cuba.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Los prostíbulos y el arzobispo de Canterbury

Con ocasión de un viaje que el arzobispo de Canterbury hizo en 1905 a Nueva York, sus secretarios le avisaron de que tuviese cuidado con la prensa americana. El prelado los tranquilizó diciéndoles que estaba acostumbrado a tratar con periodistas.
Al llegar a Nueva York se celebró, en el mismo trasatlántico en que el arzobispo viajaba, una conferencia de prensa.
Uno de los periodistas le preguntó:
¿Qué piensa Vuestra Eminencia de los prostíbulos de los barrios del este de Manhattan?
El arzobispo quedó perplejo un momento y preguntó a su vez:
¿Hay prostíbulos en los barrios del este de Manhattan?
Al día siguiente, la prensa de Nueva York titulaba en primera página:
“Primera pregunta del arzobispo de Canterbury al llegar a Nueva York: ¿Hay prostíbulos en los barrios del este de Manhattan?”

Esta historieta suele utilizarse en las escuelas de periodismo para ejemplificar la forma en que palabras colaterales pero impactantes y de ambigua interpretación pueden desviar el foco informativo de lo que en principio debía ser el principal hecho noticiable.
Lo cuenta
Carandell, Luis: Se abre la sesión. Barcelona, Planeta, 1998

viernes, 22 de noviembre de 2013

Gatos y ratones. La tierra de los ratones de Tommy Douglas

"Esta es la historia de un lugar llamado Mouseland [la tierra de los ratones].
Mouseland era un lugar donde todos los pequeños ratones vivían y jugaban, nacían y morían. Y ellos vivían de la misma manera que tú y que yo. Incluso tenían un Parlamento y cada cuatro años tenían una elección. Caminaban rumbo a las urnas y votaban.
Algunos de ellos incluso obtenían alguna ventaja, una ventaja que recibían cada cuatro años. Como tú y como yo. Y cada día de elecciones todos los pequeños ratones acostumbraban ir a las urnas y elegían un gobierno. Un gobierno integrado por enormes y gordos gatos negros..."
video
Fábula política difundida por Tommy Douglas, activista y político norteamericano, elegido en 2004 como "El canadiense más grande de todos los tiempos". Reconocido como el principal impulsor del paso del sistema de salud canadiense al modelo de asistencia sanitaria universal.

jueves, 21 de noviembre de 2013

El chiste más viejo del mundo

El chiste más viejo del mundo data del año 1.900 antes de Cristo y sugiere que el humor escatológico era tan popular antes como ahora, según un estudio divulgado por la británica Universidad de Wolverhampton.
Según la investigación, que recopila las diez gracias más arcaicas, la broma en cuestión se refiere a un proverbio, que se supone provocaba las carcajadas de los sumerios, dice: "Algo que nunca ha ocurrido desde tiempos inmemoriales: una joven mujer tirándose un pedo sobre las rodillas de su esposo".
Ese chiste encabeza la lista de las diez bromas más antiguas, encargada por el canal de televisión Dave a la Universidad, que ha empleado dos meses rastreando los anales de la historia en busca de chistes pretéritos.
En segundo lugar aparece una broma datada en 1.600 a. C. acerca de un faraón, supuestamente el rey Snofru, que reza así: "¿Cómo entretienes a un faraón aburrido? Haces navegar sobre el Nilo una barca cargada de mujeres jóvenes vestidas sólo con redes de pesca y le pides al faraón que vaya a pescar".
Ese chiste puede leerse en el llamado "Papiro de Westcar", un texto egipcio que reúne cuentos mágicos y se guarda, desde 1866, en el Museo Egipcio de Berlín.
Un chiste de la antigua Roma tiene bastante más mala leche. Cuenta que el emperador Augusto estaba viajando por su imperio cuando se encontró con un hombre que se le parecía mucho. Impresionado, le preguntó: “¿Puede ser que tu madre trabajara de sirviente en palacio?” “No, su majestad,” respondió este,“pero creo que sí mi padre”
Los expertos de Wolverhampton también han encontrado la broma británica más antigua, que se remonta al siglo X y afirma: "¿Qué cuelga del muslo de un hombre y quiere meterse en un agujero en el que a menudo se introduce? Respuesta: Una llave".
Otro viejo chiste británico. Un peluquero pregunta a un rey: “¿Cómo quiere que le corte su cabello?” Este le contesta: “Callado”.
El estudio "muestra que las bromas han variado a lo largo de los años, dado que algunas han tomado el formato de pregunta y respuesta, mientras que otras son proverbios ingeniosos o acertijos", dijo su autor, Paul McDonald, profesor de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad de Wolverhampton.

"Pero lo que todas comparten es una disposición a abordar tabúes y un punto de rebeldía", puntualizó el profesor, al agregar que los "juegos de palabras modernos" y el "humor escatológico" ya figuraban en los chistes identificados en la investigación.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Distancias astronómicas

http://curiosoperoinutil.com/wp-content/uploads/2006/05/planetas3.jpg
En muchas ocasiones, cuando en Geografía estudiamos los planetas, el sistema solar y las galaxias, hablamos sobre distancias que nos resultan difíciles de asimilar. Richard Dawkins* en su libro La magia de la realidad nos propone una excelente manera de aproximarnos a esta cuestión mediante un modelo a escala. Yo voy a utilizarlo simplemente modificando los escenarios.
Imagina que estás en un estadio de fútbol, pongamos por ejemplo el estadio Ramón de Carranza, en Cádiz.
Te sitúas en el centro del terreno de juego y colocas un balón en el punto central, desde donde se inician los partidos. El balón representa al Sol.
Camina después unos 50 pasos (25 metros) en dirección a una de las porterías. Estarás en una posición intermedia entre el punto central y la portería. En ese punto coloca un grano de pimienta. El grano de pimienta representa el tamaño de La Tierra y su distancia al Sol.
Para mantener la misma escala, tendrías que cortar en tres un grano de arroz. Ese tercio de un grano de arroz será la Luna y lo colocaremos a cinco centímetros del grano de pimienta.
Ahora vamos a colocar la estrella más cercana al Sol, Próxima Centauri, manteniendo la misma escala.
Sería un balón de balonmano (es más pequeña que el Sol) y la situaríamos a unos 6.500 kilómetros de distancia... más o menos la distancia entre Cádiz y Kandahar (Afganistán).

Cádiz - Kandahar

* Dawkins, Richard: La magia de la realidad. Espasa, Barcelona, 2011.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Dionisio de Siracusa

Durante el siglo IV antes de Jesucristo, Siracusa (colonia griega en Sicilia) llegó a tener casi medio millón de habitantes. Dionisio fue su dirigente más tiránico e instruido.
Realizó una política igualitaria y consiguió que su Ciudad-Estado fuese la más avanzada de su época. Cuando distribuyó las tierras que les quitó a los grandes terratenientes, no hizo distinciones entre ciudadanos y esclavos, entregándoselas imparcialmente a éstos y a aquellos. En varias ocasiones, estando el Estado sin dinero, anunció que la diosa Deméter se le había aparecido para reclamar que todas las damas de Siracusa depositasen sus joyas en el templo. Cualquiera que estuviese tentado a desobedecer la orden divina se las tendría que ver con la policía humana de Dionisio.

Cuando el filósofo pitagórico Fincias, condenado a muerte por él, le pidió un día de permiso para ir a su casa, fuera de la ciudad, a ordenar sus asuntos, Dionisio consintió con tal que dejase como rehén a su mejor amigo. Damón, el amigo de Fincias, se presentó confiadamente y Fincias llegó en el plazo convenido. Dionisio, en vez de hacerlo matar, pidió humildemente ser admitido en la amistad de ambos, que le había conmovido.

Dionisio tenía un cuñado, Dion, muy bien relacionado con los principales filósofos de la época. De hecho, había una relación muy estrecha entre Platón y Dion.
A instancias de Dion, Dionisio invitó a Platón a Siracusa. Éste aceptó la oferta y fue a la isla el año 388.
Platón, más filósofo que diplomático, le pareció a Dionisio insoportable. Tan mal le cayó que, a pesar de haberlo invitado, se deshizo de él vendiéndolo como esclavo en la plaza pública de Siracusa. 
Dion, por supuesto, no dejó que terminara así la invitación. Él y otros amigos suyos compraron a Platón y lo embarcaron de nuevo hacia Atenas, de donde no debió salir. Lo acompañó a Atenas y allí se hizo su discípulo y estudió en su Academia unos años. Luego se volvió junto a su poderoso cuñado.
Narran los historiadores la anécdota de un vecino de Siracusa que, deslumbrado con el esplendor de que vivía rodeado Dionisio, le pidió participar de su mesa y ocupar su lugar, sólo por unas horas. Dionisio aceptó y lo sentó a su mesa, en su sillón.
Cuando el huésped, de nombre Damocles, estaba cenando observó que todos los demás comensales miraban por encima de su cabeza. Al levantar la vista, observó con horror que una espada pendía sobre su sitial, atada al techo con una estrecha y fina cerda.
Al quejarse del peligro a Dionisio, éste le hizo saber que su vida era lujosa, sí, pero que también él estaba sometido a múltiples amenazas, y que si quería parecerse a él, debía parecerse en todo. 
Desde entonces, es famosa la expresión "la espada de Damocles" para señalar una amenaza grave que está latente y puede desencadenarse en cualquier momento, aunque no se suele decirse que la idea fue de Dionisio*.
En otra ocasión, condenó a trabajos forzados en las minas al poeta Filoxeno, que había criticado sus versos. Luego se arrepintió, lo llamó y ofreció en su honor un gran banquete al final del cual leyó otros versos e invitó a Filoxeno a juzgarlos. Filoxeno se levantó y, haciendo un signo a la guardia, dijo: “Llevadme a la mina”.