domingo, 22 de julio de 2018

Voltaire

https://loeildelaphotographie.com/en/event/rose-elephant-lumieredesroses/
El más famoso de los filósofos de la Ilustración se llamaba François Marie Arouet y publicó su obra con el seudónimo de Voltaire. Autor de lúcidos ensayos y sátiras incisivas contra la tiranía, su sarcasmo se convirtió en el arma más decisiva contra sus enemigos. 

Cuando murió Luis XIV y el Regente de Francia, el duque de Orleans, vendió la mitad de los caballos de las cuadras reales para sanear las cuentas de la monarquía, Voltaire escribió un panfleto diciendo que más le hubiera valido expulsar a la mitad de los asnos que pacían en la Corte Real. 

Como consecuencia de uno de estos panfletos, Voltaire fue encarcelado en la Bastilla. Después de un tiempo, el Regente le perdonó e incluso le concedió una pensión. Voltaire aceptó con una condición:
- Majestad, os agradezco que os ocupéis de mi manutención pero os suplico que de ahora en adelante no os ocupéis de mi alojamiento. 

En otra de las anécdotas que se cuentan de Voltaire (y que he escuchado adaptada a algún otro, como Unamuno) era su admiración por la obra del médico, fisiólogo y poeta suizo Albrecht von Haller, al que elogiaba constante y públicamente. 

https://www.instagram.com/p/BedHMy-g3e7/
En una ocasión, alguien le comentó que Haller criticaba y despreciaba sus escritos. 
Voltaire no se arredró y, con su acostumbrado ingenio, apostilló:
-Bueno, no hay que ser dogmáticos, es posible que tanto el señor Haller como yo estemos equivocados.

González Calero, Pedro: Filosofía Para Bufones. Ariel, Barcelona, 2007.
https://loeildelaphotographie.com/en/event/rose-elephant-lumieredesroses/
https://www.instagram.com/p/BedHMy-g3e7/

sábado, 21 de julio de 2018

El efecto mariposa. La teoría del caos

La teoría del caos es la denominación popular de la rama de las matemáticas, la física y otras ciencias (biología, meteorología, economía, entre otras) que trata ciertos tipos de sistemas complejos y sistemas dinámicos muy sensibles a las variaciones en las condiciones iniciales. Pequeñas variaciones en dichas condiciones iniciales pueden implicar grandes diferencias en el comportamiento futuro, imposibilitando la predicción a largo plazo. Esto sucede aunque estos sistemas son, en rigor, deterministas, es decir; su comportamiento puede ser completamente determinado conociendo sus condiciones iniciales.

Aunque Poincaré, a finales del siglo XIX,  fue el primero en pensar en la posibilidad del caos, en el sentido de un comportamiento que dependiera sensiblemente en las condiciones iniciales, el verdadero creador de la teoría del caos se sitúa en la década de 1950 cuando se inventaron los ordenadores y se desarrollaron algunas intuiciones sobre el comportamiento de los sistemas no lineales. Esto es, cuando se vieron las primeras gráficas sobre el comportamiento de estos sistemas mediante métodos numéricos. 

En 1963 Edward Lorenz trabajaba en unas ecuaciones, las mundialmente conocidas como ecuaciones de Lorenz, que esperaba predijeran el tiempo en la atmósfera, y trató mediante los ordenadores de ver gráficamente el comportamiento de sus ecuaciones. Los ordenadores de aquella época eran muy lentos, por eso se dice que Lorenz fue a tomar un té mientras el ordenador hacía los cálculos, y cuando volvió se encontró con una figura que ahora se conoce como atractor de Lorenz.

Pensó que se había cometido algún error al ejecutar el programa y lo intentó repetidas veces, logrando siempre el mismo resultado hasta que se dio cuenta de que algo pasaba con el sistema de ecuaciones simplificado con el que estaba trabajando. Después de estudiar detenidamente el problema y hacer pruebas con diferentes parámetros (tanto iniciales como las constantes del sistema), Lorenz llegó a la conclusión de que las simulaciones eran muy diferentes para condiciones iniciales muy próximas. Al llegar a la misma, recordó que en el programa que él había creado para su sistema de meteorología con la computadora Royal McBee, se podían introducir un máximo de 3 decimales para las condiciones iniciales, aunque el programa trabajaba con 6 decimales y los 3 últimos decimales que faltaban se introducían aleatoriamente. Lorenz publicó sus descubrimientos en revistas de meteorología, pasando desapercibidos durante casi una década.

Los modelos de predicción por ordenador habían logrado cambiar la meteorología, que había pasado a ser considerada una verdadera ciencia. Las evaluaciones del European Center insinuaban que el mundo ahorraba miles de millones de dólares al año gracias a predicciones que eran, estadísticamente, mejor que nada. Sin embargo, transcurridos unos tres días, los más notables pronósticos mundiales se convertían en especulativos, y, pasados seis o siete, en despreciables. 
Lorenz intentó explicar su idea mediante un ejemplo hipotético. Sugirió que imaginásemos a un meteorólogo que hubiera conseguido hacer una predicción muy exacta del comportamiento de la atmósfera, mediante cálculos muy precisos y a partir de datos muy exactos. Podría encontrarse una predicción totalmente errónea por no haber tenido en cuenta el aleteo de una mariposa en el otro lado del planeta. Ese simple aleteo podría introducir perturbaciones en el sistema que llevaran a la predicción de una tormenta.
De aquí surgió el nombre de efecto mariposa que, desde entonces, ha dado lugar a muchas variantes y recreaciones.

Se denomina, por tanto, efecto mariposa a la amplificación de errores que pueden aparecer en el comportamiento de un sistema complejo. Por culpa de meteoros insignificantes —y para un pronosticador global, lo son las tormentas y ventiscas —, cualquier predicción se deteriora en seguida, «el aleteo de una mariposa en Hong Kong puede desatar una tempestad en Nueva York».
El péndulo doble es uno de los sistemas caóticos más simples que existen. Se observa su trayectoria irregular, además dando al péndulo una posición inicial ligeramente diferente se obtiene una trayectoria completamente diferente pasado un tiempo (https://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_del_caos)

martes, 10 de julio de 2018

La cueva de Chauvet: ¿pinturas de 30.000 años?

Los primeros humanos que vivían en Europa llevaban una vida llena de peligros y desafíos, posiblemente se enfrentaban diariamente con la muerte, pero aún así tuvieron tiempo para crear arte. Este arte incluía instrumentos musicales, vestimentas decorativas, esculturas complejas y pinturas, como las encontradas por el espeleólogo Jean-Marie Chauvet en 1994. El arte encontrado en la cueva de Chauvet, en la región de Ardèche, en el sur de Francia, era tan avanzado que los historiadores inicialmente tuvieron problemas para datarlas y constatar que las obras eran tan antiguas como lo son.
Pero la datación por radiocarbono demuestra que las imágenes en las cuevas de Chauvet se remontan definitivamente a dos períodos: hace 37.000 a 33.500 años y de 31.000 a 28.000 años. Estas pinturas rupestres muestran una increíble y sofisticada profundidad técnica. No solo se muestran con realismo las imágenes de los antepasados ​​(hoy extintos) del ganado y el bisonte actuales, sino que también se representan muchos otros animales: rinocerontes lanudos, uros, caballos salvajes, leones e incluso un búho (con la cabeza vuelta) que son perfectamente reconocibles.

Para dar mayor una sensación tridimensional y de movimiento a los más de 420 animales representados, se utilizaron y aprovecharon protuberancias, fisuras y recovecos de las paredes de la cueva.

Mientras que los primeros dibujos se crearon usando líneas negras hechas a base de carbón o dióxido de manganeso, los colores posteriores incluyeron tonos rojos y arcillas para marrones. Se exhiben una gran variedad de técnicas, que incluyen el sombreado, la perspectiva, motivos repetitivos y lo que hoy llamaríamos puntillismo y estarcido.

Se agregaron colores y formas a las paredes de la cueva usando pinceles, dedos, pieles de animales (llamadas pinturas de tocones) y manos (para hacer impresiones de las palmas). Incluso se creó un tipo de pintura en aerosol al soplar pigmento por la boca para crear un abanico de color en un área más grande. Se cree que algunas de estas marcas son las representaciones más antiguas conocidas de una erupción volcánica. Para que las imágenes se fijasen y destacasen más, primero se rasparon y se limpiaron las paredes de roca.

Dado que estos dibujos se hicieron dentro de las cuevas, se necesitaba luz para artificial, como antorchas y lámparas de grasa. Las pinturas se realizaron a tal altura que las personas que se necesitaron construir andamios para acceder a muchos espacios. Se invirtió mucho tiempo y esfuerzo lo que nos lleva a preguntarnos el sentido y la importancia que tuvieron para sus creadores. Otra cuestión que intriga desde siempre a los prehistoriadores es porqué no se representaba al propio ser humano en el arte rupestre más antiguo. Cierto que existen esculturas de figuras humanas en esta época pero (ni en Chauvet ni en las demás cuevas paleolíticas) nunca se pinta a personas en las paredes.

"En esos días es posible que un clan familiar estuviese formado por unas 20 personas y el clan más cercano se encontrase a veinte kilómetros. Era un mundo de muy pocas personas que vivían en un mundo de animales ", señaló Jean Clottes, un arqueólogo del Ministerio de Cultura francés . Clottes cree que las pinturas rupestres eran religiosas o espirituales, tal vez utilizadas y creadas por chamanes, que invocaban espíritus animales para ayudar con la caza, y también en momentos rituales de nacimiento, muerte y enfermedad. "Estos animales estaban llenos de poder, y las pinturas son imágenes de poder", dijo Clottes.

Esa es una teoría. Otra es que los animales representan varias filiaciones o clanes tribales, mientras que otra idea sugiere que las pinturas fueron una forma creativa de rastrear los ciclos naturales de los animales que proporcionaron el sustento primario a las primeras personas. De hecho, analizando el orden de las imágenes superpuestas, los arqueólogos determinaron que siempre que aparecen caballos, uros y ciervos en el mismo panel, el caballo está debajo, los uros en medio y el venado en la parte superior, y que las variaciones en sus capas corresponden a sus respectivas estaciones de apareamiento. La tríada de "caballo-uro-venado" vincula los ciclos de fertilidad de animales importantes, y tal vez sagrados o simbólicos, con los ciclos cósmicos, lo que sugiere una gran metáfora sobre la creación.

Pero la verdad es que quienes crearon estas obras, fuesen pocos o muchos, fueron seres humanos como nosotros y tendemos a autorrepresentarnos. El que no aparezca ninguna persona sigue siendo un enigma.
https://www.mnn.com/lifestyle/arts-culture/blogs/how-early-humans-painted-masterpieces-frances-chauvet-cave
http://diegoiguna.blogspot.com/2011/04/la-cueva-chauvet-pont-darc.html
http://diegoiguna.blogspot.com/2013/01/el-secreto-de-la-pinturas-rupestres.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Cueva_de_Chauvet
http://www.nationalgeographic.com.es/historia/actualidad/son-estas-las-representaciones-mas-antiguas-de-una-erupcion-volcanica_10052/5
http://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/la-cueva-chauvet-ultima-revelacion-del-arte-de-la-prehistoria_7692/2#slide-1
http://diegoiguna.blogspot.com/2011/12/sexo-caza-y-supervivencia.html

lunes, 9 de julio de 2018

La guerra de los chimpancés

Entre 1974 y 1978, una guerra tribal se desencadenó en Tanzania. Después de la muerte de un líder local, se formaron dos facciones rivales que se enzarzaron en la clásica guerra de guerrillas. Al final, el grupo del norte eliminó sistemáticamente al grupo del sur, matando a casi todos sus miembros, incluso a las crías, y secuestrando a los supervivientes. Todos los participantes eran chimpancés.
Hasta la década de 1960, se realizaron pocos esfuerzos para estudiar a los grandes simios en la naturaleza. Eso cambió cuando Louis Leakey, el eminente paleontólogo africano, decidió que una forma de aprender más sobre las posibles estructuras sociales de los antepasados ​​humanos primitivos era estudiar a nuestros parientes vivos más cercanos. Así que asignó tres estudiantes a la tarea: uno fue enviado a Borneo para estudiar orangutanes, otro fue enviado a Ruanda para estudiar los gorilas, y una tercera, Jane Goodall, fue enviada al bosque de Gombe, en Tanzania, para estudiar a los chimpancés.

Durante las siguientes cinco décadas, Jane Goodall descubrió mucho sobre los chimpancés que no se había conocido antes. Los chimpancés, nuestros parientes genéticos más cercanos, eran misteriosamente humanos: formaban grupos sociales muy unidos y complejas estructuras políticas que se basaban en alianzas y asociaciones. Tenían un conocimiento profundo de su entorno natural y podían utilizarlo inteligentemente; incluso eran capaces de seleccionar plantas con propiedades medicinales cuando las necesitaban. Los chimpancés eran capaces de hacer y usar herramientas, incluyendo martillos de piedra para romper nueces, ramas deshojadas para "pescar termitas" y lanzas de madera afiladas para cazar pequeños animales, y organizarse en formaciones sociales con una cultura local propia que pasaba de generación en generación.

Gran parte de lo que sabemos hoy sobre la vida de los chimpancés en la naturaleza prcede de Jane Goodall y su trabajo.

Pero Goodall también se enfrentó a algunas críticas. Ella (y otros) llegaron a ver a los chimpancés como gente peluda, una especie de banda hippie que vivía pacíficamente en armonía con la madre naturaleza, en contraste con los humanos destructivos y guerreros. Hubo acusaciones de que estaba permitiendo que el antropomorfismo y la implicación emocional con sus sujetos de estudio nublaran e influyeran en su juicio científico.

La desilusión vino en 1974.

Tres años antes, el líder alfa masculino de una de las tropas en Gombe, a quien Goodall había llamado Leakey, murió. Aunque ella no lo reconoció en ese momento, sus notas de campo detalladas mostrarían más tarde que esto produjo una división en el grupo que más tarde sería fatal para muchos de ellos.

Las comunidades de chimpancés se basan en una estructura política jerárquica. En la parte superior se encuentra el macho alfa. Además de copular con todas las hembras del grupo, también funciona como "líder tribal": toma todas las decisiones sobre dónde se moverá la tropa, cuándo es el momento de alimentarse o dormir, y cómo reaccionar frente a bandas vecinas. Pero el macho alfa no puede gobernar solo: su posición depende de una compleja red de alianzas y asociaciones con otros machos del grupo. El resultado es un paisaje político complejo en el que las facciones se forman (y se rompen),

Como el líder alfa, Leakey había sido fuerte, bien apoyado por una alianza de lugartenientes, y había sido capaz de mantener el orden en la tropa, que consistía en unos 15 machos y 15 hembras.

Después de su muerte en 1971, el liderazgo recayó en Humphrey, un gran macho adulto. Humphrey no tenía la extensa red de apoyo que Leakey tenía, y en poco tiempo su liderazgo fue desafiado por un par de hermanos menores llamados Charlie y Hugh. Durante un período de años, el resto de la banda eligió su bando. La facción "insurgente" de Charlie / Hugh comenzó a pasar cada vez menos tiempo con los demás: tendían a acicalarse mutuamente e ignorar a la facción de Humphrey, y viceversa.

Eventualmente, la división se volvió tanto física como social: la facción de Charlie / Hugh se mudó a un pedazo de territorio al sur y se hizo conocida como la tropa Kahama, mientras que la facción de Humphrey permaneció en el norte y fue etiquetada como la tropa de Kasakela. Goodall presumió que la división resultaría en dos nuevos grupos permanentes, el grupo Kahama con 7 machos adultos y 3 hembras, y el grupo más grande de Kasakela con 8 machos y 12 hembras.

En cambio, lo que sucedió a continuación fue extraordinario.

La tropa de Kasakela comenzó lo que solo podía describirse como una campaña sistemática de violencia contra los Kahamas. Grupos de machos de Kasakela comenzaron sigilosamente a entrar en el territorio Kahama, aparentemente en busca de algo. En enero de 1974 se hizo evidente lo que estaban buscando: una banda de seis machos Kasakela rodearon a un joven Kahama llamado Godi, que estaba comiendo frutas en un árbol, solo. Los Kasakelas lo persiguieron, derribaron y lo arrastraron al suelo, y, mientras varios de los machos sujetaban a Godi por los brazos y las piernas, los otros lo golpeaban con una roca y lo mordían. Godi se arrastró lejos y nunca más fue visto, presumiblemente murió de la paliza.

Los Kasakelas parecían estar usando una táctica deliberada que aprovechaba la ecología de los chimpancés. Aunque los chimpancés son animales muy sociales, una cosa que normalmente no hacen es compartir comida. Cuando se trata de buscar comida, cada adulto está solo. Y dado que un grupo grande de chimpancés rápidamente barrería cualquier área dada de sus recursos comestibles, el patrón habitual es que cada chimpancé se aleja de los demás por la mañana para alimentarse en el bosque circundante, volviendo al grupo más tarde por la tarde.

Los machos Kasakela parecían estar entrando intencionadamente en el territorio de Kahama y buscando individuos solitarios separados de su tropa durante su tiempo de alimentación, cuando eran vulnerables al ataque. Era una guerra de guerrillas clásica.

Usando estas tácticas, los Kasakelas, durante los siguientes cuatro años, buscaron sistemáticamente y tendieron una emboscada a los machos Kahama, uno a uno. En una acción paralela macabra, una de las hembras Kahama, llamada Pasión, comenzó a secuestrar, matar y comerse a los bebés de su propio grupo, tal vez debido al estrés que sufría.

En 1977, mataron a los machos Kahama Charlie y Sniff: fueron los últimos machos que quedaban. Sin machos, los invasores Kasakela se volvieron hacia las hembras. Tres de ellas fueron arrastrados por la fuerza al territorio de Kasakela, otro fueron golpeadas y mordidas hasta la muerte, y el resto desapareció y, presumiblemente, también fueron asesinadas. Todos sus bebés también fueron masacrados. En 1978, el grupo Kahama ya no existía.

Fue aniquilado total y sistemáticamente.

https://www.shutterstock.com/g/surz
Para Goodall, la desilusión fue devastadora. Más tarde escribió: "A menudo, cuando me despertaba por la noche, imágenes inesperadas surgían espontáneamente en mi mente". Una imagen que le afectaba particularmente era la de un macho joven llamado, irónicamente, Satanás, ahuecando sus manos para atrapar la sangre que manaba de la cara de un varón Kahama moribundo.

La Guerra de Chimpancés de Gombe electrificó y dividió a la comunidad científica. Para algunos, se consideró una prueba de que la violencia entre tribus y entre primates es genética, una parte inalterable de nuestro pasado​​ y de nuestros parientes más cercanos, así como de nosotros mismos. Para otros, la Guerra de Gombe fue solo una aberración: algunos argumentaron que fue provocada por la presencia de la propia Goodall, otros argumentaron que fue causado por una sobrepoblación temporal y por la escasez de recursos. Aún se discuten los motivos.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-43628595
https://es.gizmodo.com/la-primera-guerra-civil-sin-humanos-duro-4-anos-y-una-1786793115

domingo, 8 de julio de 2018

¿Se pueden predecir nuestros sentimientos?

Un dilema es un problema que debe resolverse mediante la elección de una de dos soluciones pero en la que ninguna de las dos resulta completamente aceptable o, por el contrario, en la que las dos son igualmente aceptables. En otras palabras, al elegir una de las opciones, la persona no queda del todo conforme. Lo que hace un dilema es poner a un individuo en una situación de duda, debatiéndose entre dos alternativas.
https://www.samjsn.net
El dilema puede generarse por diversas cuestiones (políticas, profesionales, morales, etc.) y lo más frecuente es que la persona se debata entre una opción “correcta” (aquello que se supone que debe hacer) y una opción “sentimental” (aquello que siente que desea hacer).

Durante los dilemas morales, los humanos hacen lo que creen que es correcto, pero el porqué se decide por una de las opciones es algo difícil de explicar.

Por ejemplo, estás en una zona de guerra; tú y tus compañeros os estáis escondiendo del ejército enemigo y un bebé con fiebre comienza a llorar de repente. Para salvar al grupo, ¿serías capaz de dañar al niño para que no atraiga la atención de los soldados? 
Eres el dueño de un taller. Últimamente tienes mucho trabajo y quieres contratar otro mecánico para que te ayude, pero resulta difícil encontrar buenos mecánicos. La única persona que has encontrado que parece un buen mecánico es gitano. Aunque no tienes nada en contra de los gitanos, sabes que muchos de tus clientes dejarán de serlo si un gitano trabaja en tu taller, ¿lo contratarías?
Tienes en tu poder a un hombre que ha puesto una bomba en un lugar en el que van a morir muchas personas. Es muy probable que el terrorista diga la ubicación si lo torturas ¿lo harías?

Las decisiones pueden variar mucho entre una persona u otra, de hecho, probablemente en distintos momentos de tu vida puede que tomes una decisión y no la otra ¿o no?

Los resultados de un estudio reciente sugieren que en realidad podrían adivinar cuál sería tu decisión en función de cómo responde tu cerebro cuando ve a otra persona experimentar dolor. El estudio realizado por investigadores de la Universidad de California-Los Ángeles encontró que las respuestas de tales pruebas pueden predecir si él/ella estará inclinado a causar daño a otros o evitarlo cuando enfrenta dilemas morales.

"Los hallazgos nos dan una idea de cuál es la naturaleza de la moralidad", dijo el Dr. Marco Iacoboni, director del Neuromodulation Lab Ahmanson-Lovelace Brain Mapping Center de la UCLA y autor principal del estudio. "Esta es una pregunta fundamental para entendernos a nosotros mismos, y para comprender cómo el cerebro da forma a nuestra propia naturaleza".

Los investigadores estudiaron la respuesta de 19 voluntarios a los que se les mostraron dos vídeos: una aguja hipodérmica que atravesaba una mano y otra de una mano que tocaba suavemente un bastoncillo de algodón.

Los científicos utilizaron una máquina de resonancia magnética para medir la actividad en el cerebro de los voluntarios cuando vieron esos vídeos y analizaron las neuronas espejo*. 
http://www.bjp-online.com/2018/06/david-goldblatt-full-obituary/
Durante el estudio, los investigadores también hicieron a los participantes del estudio varias preguntas relacionadas con una variedad de escenarios de dilemas morales, como el del bebé llorando, la perspectiva de torturar a alguien para evitar que una bomba mate a varias personas y si haría daño a animales de investigación para curar el SIDA.

Los científicos plantearon la hipótesis de que las personas que tenían una mayor resonancia neuronal mientras miraban el vídeo de la aguja también tendrían menos probabilidades de elegir hacer daño al bebé en el dilema moral, y resultó ser cierto. De hecho, descubrieron que las personas con una actividad más fuerte en la corteza frontal inferior, la parte del cerebro esencial para la empatía y la imitación, tenían menos probabilidades de causar daño directo a los demás.

Sin embargo, los investigadores no encontraron correlación entre la actividad cerebral de las personas y su disposición a hacer un daño hipotético a los demás por un bien mayor. Creen que esas decisiones se derivan de procesos más cognitivos y deliberativos.

"Sería fascinante ver si podemos usar la estimulación cerebral para cambiar decisiones morales complejas a través del impacto de la cantidad de solidaridad que las personas experimentan por el dolor ajeno", dijo Iacoboni. "Podría proporcionar un nuevo método para aumentar la preocupación por el bienestar de los demás".

* Células cerebrales que responden cuando alguien realiza una acción o observa a otra persona realizar la misma acción. Las neuronas espejo también juegan un papel vital en la empatía. Cuando una persona se estremece al ver a alguien experimentar dolor, un fenómeno llamado "resonancia neuronal", las neuronas espejo son las responsables.
El estudio fue publicado en Frontiers in Integrative Neuroscience .
http://www.ibtimes.co.in/will-you-kill-someone-if-situation-arises-peoples-decision-making-can-now-be-predicted-heres-756029
https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fnint.2017.00034/full 

jueves, 9 de noviembre de 2017

Las redes sociales

En el invierno de 1906, la revista británica Punch publicó una viñeta humorística sobre el futuro de la tecnología. Bajo el título, "Pronósticos para 1907", una caricatura en blanco y negro mostraba a una típica pareja burguesa de la época sentada en un parque londinense. El hombre y la mujer están separados el uno del otro con antenas que sobresalen de sus sombreros. En sus piernas hay pequeñas cajas negras, escupiendo cintas de teletipo. Una leyenda dice: "Estas dos personas no se están comunicando entre sí. La mujer recibe un mensaje de amor y el caballero, resultados de las carreras".


El dibujante se decantaba por el humor; hoy la imagen parece profética. Un siglo después de su publicación, Steve Jobs dio a conocer el primer iPhone. Hoy, gracias a él, podemos sentarnos en los parques y no solo recibir mensajes de amor y resultados de carreras, sino que podemos conocer todo el saber del mundo con un solo dedo, escuchamos buena parte de las canciones grabadas en todo el mundo y nos comunicamos instantáneamente con todas las personas que conocemos.

Más de dos mil millones de personas tienen ahora esa magia al alcance de la mano que está cambiando la forma en la que hacemos innumerables cosas, desde tomar fotos hasta pedir un taxi. Sin embargo, los móviles también nos han cambiado, han transformado nuestra naturaleza de manera elemental, han modificado  la forma en que pensamos e interactuamos.

La evidencia de este cambio se concreta en un creciente cuerpo de investigación de psiquiatras, neurocientíficos, especialistas en marketing y expertos en salud pública. Lo que muestran estos estudios es que los móviles están causando un daño real a nuestras mentes y a nuestra forma de relacionarnos, se está reduciendo la capacidad media de atención, la capacidad intelectual y las horas dedicadas a las relaciones directas con familiares y amigos. En los niños están creciendo de forma alarmante los casos de TDAH (en los Estados Unidos, un 43% en los últimos diez años) y los suicidios de adolescentes (que se han multiplicado por dos en ese mismo periodo de tiempo).
En España los últimos estudios corroboran estos datos: en la última década han aumentado de forma alarmante los casos de TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad)*

En ninguna parte es más evidente la creciente conciencia del problema con los teléfonos inteligentes que en los centros californianos donde fueron creados. El año pasado, antiguos empleados de Google, Apple y Facebook, incluidos antiguos altos ejecutivos, comenzaron a dar la voz de alarma sobre los teléfonos inteligentes y las redes sociales, advirtiendo especialmente sobre sus efectos en los niños. Chris Marcellino, que ayudó a desarrollar las notificaciones automáticas del iPhone en Apple, dijo a The Guardian el otoño pasado que los teléfonos inteligentes enganchan a las personas del mismo modo que los juegos de azar y las drogas. Sean Parker, ex presidente de Facebook, admitió recientemente que la red social fue diseñada para enganchar a los usuarios: "Se está explotando una vulnerabilidad en la psicología humana", dijo. "[Los creadores] sabíamos esto, conscientemente, pero lo hicimos de todos modos".

Ninguno de los denunciantes ha sido más ruidoso que Tristan Harris, un ex gerente de Google, que ha pasado los últimos años de su vida diciéndole a la gente que use menos las tecnologías que él ayudó a crear, a través de una organización sin fines de lucro llamada Time Well Spent, que busca concienciar a los consumidores sobre los peligros de esta nuevas tecnologías.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se reunió con Harris en la Cumbre Global Progress en Montreal. Este diciembre, el gobierno francés ha decidido que, a partir del próximo septiembre, todos los teléfonos móviles estarán prohibidos en las escuelas francesas, incluso entre clases y durante las pausas para el almuerzo. "Debemos encontrar una manera de proteger a los alumnos de la pérdida de concentración a través de pantallas y teléfonos", dijo el ministro de educación, Jean-Michel Blanquer.

Es importante que tengamos en cuenta que, a diferencia de los televisores y los ordenadores de escritorio, que por lo general están relegados a un cuarto en casa, los teléfonos inteligentes nos acompañan a todos lados. Y nos conocen. Lo que aparece en el suministro de noticias de nuestro iPhone y sus aplicaciones de redes sociales se seleccionan mediante algoritmos para llamar nuestra atención.

Los teléfonos inteligentes están "usando literalmente el poder de computadoras de miles de millones de dólares para descubrir qué ofrecerte", dijo Harris. Por eso no puedes apartar la mirada.

Para garantizar que nuestros ojos permanezcan firmemente pegados a nuestras pantallas, nuestros teléfonos inteligentes y los mundos digitales a los que nos conectan se han convertido en pequeños virtuosos de la persuasión, engatusándonos para que los revisemos una y otra vez, y durante más tiempo de lo que pensamos. Los usuarios promedio miran sus teléfonos unas 150 veces al día, según algunas estimaciones, y casi el doble de lo que creen que hacen, según un estudio de 2015 de psicólogos británicos.  Los usuarios de América del Norte pasan entre tres y cinco horas al día mirando sus teléfonos. Como señala el profesor de marketing de la Universidad de Nueva York, Adam Alter, eso significa que a lo largo de una vida media, la mayoría de nosotros pasaremos unos siete años inmersos en nuestros móviles. En España, un estudio de 2016 afirmaba que el 42% de los usuarios españoles no pasa más de 60 minutos sin consultar mensajes de Whatsapp, y corrobora los resultados británicos, ya que se afirma que cada persona consulta su móvil un promedio de 150 veces al día.**

Algunas de las vulnerabilidades mentales que los teléfonos inteligentes explotan son obvias, otras contradictorias. Por ejemplo, los principios de "recompensas variables" y del condicionamiento operante. Descubiertos por el psicólogo Burrhus Frederic Skinner en una serie de experimentos con ratas y palomas, predicen que es más probable que las criaturas busquen una recompensa si no están seguros de la frecuencia con que se repartirán: en sus experimentos, las palomas, por ejemplo, picoteaban un botón para obtener comida con más frecuencia si la comida se distribuía de manera irregular en vez de a intervalos fijos. Skinner consideró que este es el mecanismo básico del juego y su capacidad de "engancharnos". Es evidente que Facebook*** (sobre todo) y otras redes sociales hacen un uso sistemático de este modelo para hacerlas más adictivas.

Y esta dependencia también afecta a nuestra capacidad de concentración. En 2015, Microsoft Canada publicó un informe que indicaba que el lapso promedio de atención humana se había reducido de 12 a 8 segundos entre 2000 y 2013. Estamos hablando de una reducción mayor del 33% ¡en 13 años! Si estos datos son reales es para preocuparse. Sin embargo,  John Ratey, profesor asociado de psiquiatría en la Facultad de Medicina de Harvard y experto en trastorno por déficit de atención, dijo que el problema en realidad está empeorando. "No estamos desarrollando las habilidades de atención de nuestro cerebro tanto como solíamos hacerlo", dijo. De hecho, Ratey ha señalado una clara similitud entre sus pacientes TDAH y lo que está ocurriendo a los usuarios de los teléfonos móviles: los síntomas son "absolutamente iguales", dijo.

Un estudio reciente de estudiantes de secundaria chinos encontró algo similar. Entre más de 7.000 estudiantes, la utilización habitual de teléfonos móviles se encontró "significativamente asociada" con los niveles de falta de atención observados en personas con trastorno de déficit de atención.

La distracción continua que generan los móviles también tiene consecuencias en nuestra capacidad intelectual.  En un estudio de 2014, se descubrió que los trabajadores de una empresa británica que realizaba múltiples tareas en medios electrónicos perdieron la misma cantidad de cociente intelectual que las personas que habían fumado cannabis o habían perdido la noche de sueño.

Y, curiosamente, esto afecta incluso a las personas que son disciplinados con el uso de su teléfono inteligente. Eso es lo que descubrieron Adrian Ward y sus colegas en la escuela de negocios de la Universidad de Texas en un experimento el año pasado. Hicieron que tres grupos de personas realizaran una prueba que requería su plena concentración. Un grupo tenía sus teléfonos boca abajo sobre la mesa, otro los tenía en sus bolsos o bolsillos y el último grupo los dejó en otra habitación. A ninguno de los estudiantes se le permitió mirar sus dispositivos durante la prueba. Pero aún así, cuanto más cerca estaban los teléfonos, peor funcionaban los grupos. Esto es, la mera presencia de un teléfono inteligente reduce la capacidad cognitiva disponible y deteriora el funcionamiento cognitivo, a pesar de que las personas crean que están poniendo toda su atención en la tarea que realizan. “Su mente no está pensando en su teléfono, pero ese proceso, el proceso de exigir que no piense en algo, utiliza algunos de sus recursos cognitivos limitados, es una fuga cerebral." Los experimentos se realizaron sobre un total de 800 personas y los resultados fueron siempre los mismos:  no importaba si el teléfono estaba encendido o apagado, o si estaba boca arriba o boca abajo sobre un escritorio. Tener un teléfono inteligente a la vista o de fácil alcance reduce la capacidad de una persona para concentrarse y realizar tareas porque parte de su cerebro está trabajando activamente para no recoger o utilizar el teléfono.

A los 10 años de su invención, en ninguna parte el poder alienante de los teléfonos inteligentes es más problemático que en la relación entre padres e hijos. En pocas palabras, los teléfonos inteligentes están haciendo que las madres y los padres presten menos atención a sus hijos y podrían estar causando daños emocionales. Diversos estudios en Canadá y en los Estados Unidos han detectado el cada vez mayor número de mujeres que envían mensajes de texto y navegan con sus teléfonos mientras amamantan, rompiendo el contacto visual con su bebé. Encontrarse con la mirada, dicen diversos analistas, es "un lenguaje silencioso entre el bebé y la madre".


La deriva digital también afecta a las relaciones familiares. El Centro para el Futuro Digital, un grupo de expertos estadounidense, descubrió que entre 2006 y 2011, la cantidad promedio de horas que las familias estadounidenses pasaron juntas al mes disminuyó en casi un tercio, de 26 a alrededor de 18.  Según otro estudio, casi en el 75 por ciento de los casos, los adultos utilizaban dispositivos móviles durante la comida con sus hijos. Se considera, con razón , que "esto puede generar en ellos sentimientos de inseguridad, de rabia y la creencia de que no son importantes en la vida de sus padres”, y se les da a entender a los pequeños que los momentos de compartir en familia no son importantes y que no es necesario respetar la presencia del otro.

La tecnología mueve miles de millones de euros por las compañías más poderosas del mundo. Miles de millones de personas usamos esa tecnología que nos hace la vida más cómoda, sí, pero que está resultando tremendamente impactante en nuestra sociedad actual. Estamos aprendiendo que estas nuevas tecnologías no son inofensivas. Es necesario regular su uso ¿o no? porque ¿es posible regular su uso?



*** Facebook cuenta, desde junio de 2017, con más de 2000 millones de usuarios. https://crearcomunidad.com/2017/06/29/cuantos-usuarios-tiene-facebook-2/

https://www.theglobeandmail.com/technology/your-smartphone-is-making-you-stupid/article37511900/
https://yourot.com/parenting-club/2017/5/24/what-are-we-doing-to-our-children 
https://www.architecturendesign.net/satirical-illustrations-show-our-addiction-to-technology/ 
https://www.comunicae.es/nota/aumentan-en-espana-los-casos-de-ninos-que_1-1188722/ 
http://www.abc.es/tecnologia/moviles/aplicaciones/abci-cuantas-veces-miramos-espanoles-nuestros-moviles-201607181756_noticia.html 
https://entusiasmado.com/telefono-inteligente-te-menos-inteligente/ 
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-14708103 

lunes, 20 de marzo de 2017

Profecía autocumplida


Una profecía autocumplida consiste en una predicción que suscita un comportamiento tal en las personas que terminará provocando efectivamente el resultado que, según se había pronosticado, habría de producirse por otras causas. Los individuos creen erróneamente que la realidad precede a su creencia cuando es su creencia —infundada, por cierto— lo que da forma a la realidad.
El concepto de Robert K. Merton de profecía que se autorrealiza deriva del teorema de Thomas, que dice que "si una situación es definida como real, esa situación tiene efectos reales".
En otras palabras, la gente no reacciona simplemente a cómo son las situaciones, sino también, y a menudo principalmente, a la manera en que perciben tales situaciones, y al significado que le dan a las mismas. Por tanto, su comportamiento está determinado en parte por su percepción y el significado que atribuyen a las situaciones en las que se encuentran, más que a las mismas situaciones "materiales o reales". Una vez que una persona se convence a sí misma de que una situación tiene un cierto significado, y al margen de que realmente lo tenga o no, adecuará su conducta a esa percepción, con consecuencias en el mundo real.
En un experimento clásico muy conocido, Robert Rosenthal y Lenore Jacobson seleccionaron al azar estudiantes en una escuela de primaria, después de realizarles  una serie de tests de inteligencia. Sin embargo,  indicaron a sus profesores que, debido a las altas capacidades de los alumnos elegidos, tendrían grandes mejoras académicas durante el curso. El análisis de los resultados académicos y las mediciones de los tests realizados ocho meses después, demostró que el rendimiento de los alumnos elegidos durante el curso mejoró considerablemente. En el aula se dio lo que se conoce en psicología como profecía autocumplida, es decir, las creencias del profesor acerca de las capacidades de sus alumnos originaron conductas que el mismo profesor esperaba. No sólo las expectativas positivas o negativas del docente pueden afectar al comportamiento del alumno sino que, además, pueden afectar al nivel intelectual del mismo.


http://www.obrienillustration.com/

sábado, 18 de febrero de 2017

Zenón y Filemón

Zenón de Ci­tio fue el fun­da­dor del es­to­icis­mo. La es­cu­ela es­to­ica se ins­ta­ló en un lu­gar lla­ma­do el «Pór­ti­co pin­ta­do» y de ahí re­ci­bió su nomb­re, pu­es «pór­ti­co» en gri­ego es «stoa». 
Se­gún los es­to­icos, exis­te una es­pe­cie de ley uni­ver­sal o des­ti­no que ri­ge to­dos los acon­te­ci­mi­en­tos. Na­da de lo que ocurre es­ca­pa a es­ta ley, que pa­ra el­los se con­fun­de con la Ra­zón uni­ver­sal.
Entre las co­sas que Ze­nón de Ci­tio pre­di­ca­ba es­ta­ban el auto­do­mi­nio de las pa­si­ones y el de­sa­pe­go de los bi­enes ma­te­ri­ales. 
Pu­es bien, co­mo los dis­cí­pu­los de Ze­nón eran muc­hos, Fi­le­món, un comediógrafo, pa­ro­dió su en­se­ñan­za con es­tas pa­lab­ras: 
«¡Qué ext­ra­ña fi­lo­so­fía es és­ta, en la que hay un maestro que en­se­ña a te­ner hamb­re y tan­tos discípulos lo es­cuc­han ex­ta­si­ados! ¡Yo, co­mo mu­er­to de hambre, si­emp­re he si­do auto­di­dac­ta!»
González Calero, Pedro: Filosofía Para Bufones. Ariel, Barcelona, 2007

jueves, 16 de febrero de 2017

Cioran no existe

Cuenta Sa­va­ter en su En­sa­yo sob­re Ci­oran que du­ran­te al­gún ti­em­po con­si­de­ró la po­si­bi­li­dad de escribir su te­sis doc­to­ral sob­re un fi­ló­so­fo ine­xis­ten­te, al que ima­gi­na­ba dis­cí­pu­lo de He­rác­li­to y viviendo en la Ate­nas del pe­rí­odo he­le­nís­ti­co. Fi­nal­men­te, aban­do­nó la idea y aca­bó esc­ri­bi­en­do su te­sis sob­re Ci­oran. Pe­ro, pu­es­to que el fi­ló­so­fo ru­ma­no ape­nas era co­no­ci­do en Es­pa­ña por aqu­el en­ton­ces, em­pe­zó a ex­ten­der­se en los cír­cu­los uni­ver­si­ta­ri­os el ru­mor de que es­te fi­ló­so­fo no exis­tía en re­ali­dad, si­no que era una in­ven­ci­ón de Sa­va­ter.
Savater en­ton­ces le esc­ri­bió una car­ta a Ci­oran dán­do­le no­ti­ci­as de el­lo: «Por aquí di­cen que us­ted no exis­te». Ci­oran, que si­emp­re proc­la­mó la ina­ni­dad de la exis­ten­cia y la idea de que lo me­j­or de to­do se­ría no ha­ber na­ci­do, le res­pon­dió con una no­ta de la­có­ni­co hu­mor: «¡Por fa­vor, no les des­mi­en­ta!».
Pedro González Calero: Filosofía para bufones, Ariel, 2007.
http://ibaiacevedo.com/pictures/yo-me-quedaba
https://www.instagram.com/pollypenrosephotography/

domingo, 22 de enero de 2017

El Efecto Zenón Cuántico

Ya sabemos que Aquiles tenía un problema a la hora de alcanzar a una tortuga en una carrera. Pero además de eso tenía problemas para disparar flechas.
Esta nueva paradoja de Zenón con la flecha podemos resumirla así:
Todo lo que ocupa un espacio exactamente igual a su tamaño en un instante de tiempo está en reposo. Por lo tanto en cada instante de tiempo la flecha está en reposo y no puede escapar del espacio que ella ocupa. De ahí podemos concluir que la flecha no se mueve.
El truco aquí está en considerar que el tiempo está, en cierto sentido, compuesto por instantes puntuales y discretos en los que la flecha no se mueve y por tanto el movimiento no se produce. La flecha está congelada.
Pero esta es otra historia.
En un grupo de investigación del NIST (National Institute of Standards and Technology, de Colorado) se realizó un experimento donde se puso a prueba el llamado efecto Zenón cuántico.
Seleccionaron unos iones 30 y los pusieron en un estado de energía determinado. Los iones tienen algunos estados de energía permitidos; para hacer un símil, es como un podio de las olimpiadas que constara sólo de dos escalones. La primera posición será la de máxima energía y la segunda, la de mínima energía.
Para que el ion pueda subir o bajar en el podio tiene que absorber o emitir luz (fotones).
Lo que hicieron en este experimento fue exponer a unos miles de iones a una fuente de luz —en este caso particular, eran microondas—. Al cabo de 256 milisegundos realizaron la observación y todos los iones se habían colocado en la primera posición del podio.
Al iniciar el experimento la probabilidad de encontrar los iones en la segunda posición era de un 100% y al finalizar los 256 milisegundos lo que obtenían era una probabilidad del 100% de encontrarlos en la primera posición. Entremedio simplemente podemos imaginar que la probabilidad iba disminuyendo en la segunda posición y aumentando en la primera.
Lo que hizo el grupo de investigación del NIST fue observar la transición a los 128 milisegundos, y de nuevo a los 256 milisegundos (cuando se suponía que ya habían subido todos a la primera posición del podio). Sin embargo, lo que encontraron en esta última medición fue que sólo el 50% de los iones habían conseguido realizar la transición a la primera posición.
¿Qué podía haber frenado al resto de los iones a subir al primer puesto?
https://es.pinterest.com/pin/419538521508046530/
El efecto Zenón cuántico lo explicaba: al hacer la medición a la mitad del proceso, muchos de los iones se encontraban camino del primer escalón del podio. Al ser observados se tuvieron que definir (como en el experimento de la doble ranura: o bien izquierda, o bien derecha) y puesto que estaban más cercanos a la segunda posición, se localizaban en ella. De ese modo, después de esta primera medición, la transición tenía que volver a empezar. Al medir por segunda vez los iones —después de los 258 milisegundos— sólo un 50% habían logrado subir a la primera posición.
Emocionados, los científicos repitieron el experimento con más mediciones entremedio consiguiendo, acorde con las predicciones teóricas del efecto Zenón cuántico, que cada vez menos iones finalizasen la transición a la primera posición del podio.

La conclusión a la que llegaron era prometedora. Se puede «congelar» el cambio de un sistema cuántico —y mantenerlo en el estado deseado— simplemente midiéndolo muchas veces.
Pero la física cuántica nos sorprende aún más cuando se descubre que en la mayoría de las ocasiones en las que uno mide repetidamente sobre un sistema cuántico en lugar de frenar su evolución, la acelera. A esto se le denomina efecto anti-Zenón cuántico.

sábado, 21 de enero de 2017

Las mentiras de Benjamín Franklin

En el almanaque Poor Ridiard's, bajo el nombre de Richard Saunders, Benjamín Franklin predijo, mediante un estudio astrológico, la muerte del editor de un almanaque rival, Titan Leeds.
Cuando pasó la fecha, Leeds insistió en que estaba vivo. Y lo estaba, pero a pesar de tamaña evidencia Saunders continuó insistiendo en su muerte hasta que ésta finalmente se produjo mucho después de lo predicho.
Franklin escribió entonces, con total descaro, que los amigos de Titan Leeds por fin habían aceptado su muerte.
Y Franklin siguió mintiendo.
En 1730 publicó la historia de un juicio a un brujo y una bruja a los que sometieron a la prueba de comparar su peso con el de la Biblia (los brujos, como es sabido, tienen menos entidad que la Biblia y por lo tanto pesan menos).
Primero fue en una balanza, en la que los juzgados pesaron más, después arrojaron a los tres al agua: brujo, bruja y Biblia flotaron, lo que era una prueba de la culpabilidad de los dos primeros. Para asegurarse, los jueces decidieron que debían hacer la prueba estando los brujos desnudos, para lo cual, con cristiana clemencia, decidieron posponer el juicio hasta que hiciera buen tiempo.
Esta historia completamente inventada se publicó en la Pennsylvania Gazette, cuyo director era el propio Franklin.
En otra ocasión escribió el capítulo 51 del Génesis, que en la versión aceptada por la Iglesia tiene sólo 50. En este episodio Abraham ofrece refugio a un extranjero, pero lo expulsa después de que éste afirma tener otro dios. Yahveh se aparece a Abraham y le afea la conducta diciendo que, en cualquier caso, tiene que dar cobijo al extranjero.
Las mentiras de Franklin tenían casi siempre un carácter educativo: con otro engaño atacó la esclavitud, y para ello creó un escrito en el que un tal Sidi Mehemet Ibrahim de Algeria, un siglo antes, defendía la esclavitud de los cristianos con los mismos argumentos que usaban los esclavistas en el siglo XIX.
También defendió la igualdad de derechos para ambos sexos. Una tal Polly Baker, acusada de fornicación y con cinco pequeños cuerpos del delito que probaban su falta, hizo un emotivo discurso al final del último juicio. Los argumentos eran que para la fornicación son de uso dos personas, pero sólo se castiga a la mujer; que ella sola cuidaba a sus cinco hijos; que sus acciones no dañaban a nadie; y que el primer amante había sido, precisamente, un magistrado.
El excepcional discurso de Polly fue recogido por un periodista, posteriormente reproducido en todo el mundo y desde entonces citado con frecuencia para defender la igualdad entre los sexos. Posiblemente, si se hubiese fijado bien en el nombre de aquel primer reportero, el mundo hubiese sido más cauto, pues era el propio y mentiroso Benjamín Franklin quien, una vez más, se había inventado el discurso de arriba abajo.

http://ibaiacevedo.com/pictures/yo-me-quedaba
http://grant.photogrvphy.com/winners-gallery/photogrvphy-grant-2016/fine-art/hm/48
https://es.wikipedia.org/wiki/Benjamin_Franklin

lunes, 16 de enero de 2017

La presa de Assuan

En 1970 se terminó de construir en Egipto la presa de Assuan, un proyecto que presentaba algunas cifras fuera de lo común, entre las cuales destacaba el precio: 1.000 millones de dólares.
La intención era regular por primera vez el ritmo de crecidas del Nilo y conseguir una central eléctrica.
Los efectos de las peligrosas inundaciones y las terribles sequías quedaron mitigados. Además, con una producción hidroeléctrica de 10 000 GWh/año, la presa ha llegado a generar (en los años finales de los sesenta) la mitad de la electricidad necesaria para el consumo de todo Egipto (alrededor del 10% en 2010) y permitió la conexión eléctrica en la mayoría de los pueblos egipcios.
Sin embargo, los efectos agrícolas y medioambientales fueron desastrosos.
La fertilidad de las tierras que antes anegaba el río decreció porque no se conseguían los fertilizantes que el Nilo proporcionaba de forma natural. Muchos agricultores tuvieron que abandonar sus tierras. Para proporcionar fertilizantes artificiales hubo que instalar industrias que consumieron parte de la electricidad que producía la presa, pero también su producción se había quedado muy por debajo de las expectativas: sólo cuatro de las diez turbinas entraron en funcionamiento.
Además, el millón de toneladas anuales de fertilizantes artificiales no consigue sustituir los cuarenta millones de toneladas que el flujo del Nilo depositaba antes de la «mejora». Por otra parte, el agua que procede de la presa tiene una concentración más alta de sal, con lo que es inadecuada para muchos cultivos.
http://sobreegipto.com/2009/01/09/gran-presa-de-asuan-un-poco-de-historia/
Así, las consecuencias medioambientales han sido numerosas: sedimentación excesiva aguas arriba, erosión aguas abajo, desaparición de especies animales que efectuaban migraciones a lo largo del río, destrucción y salinización del delta del Nilo (la reducción del caudal del río ha causado que las aguas saladas del Mar Mediterráneo penetren en el terreno a lo largo de la costa cercana a la desembocadura), disminución de la productividad en las pesquerías, emigración de animales marinos al suprimirse la barrera de la salinidad, subida del nivel freático de las aguas en las vegas cercanas, contaminación del río provocada por los fertilizantes, herbicidas y pesticidas.
Otra de las consecuencias negativas para la población ha sido el aumento de riesgo sanitario puesto que los canales de riego agrícola y los márgenes del lago Nasser son el hábitat perfecto para animales que transmiten enfermedades, tales como el mosquito de la malaria (mosquito Anopheles) y los caracoles que propagan el parásito de la bilharziasis (Schistosoma sp.) La esquistosomiasis se ha extendido porque, antiguamente, cuando el Nilo se secaba morían los caracoles portadores del parásito. Ahora los caracoles están vivos todo el año y la enfermedad se extiende a buena parte de la población.

https://es.wikipedia.org/wiki/Presa_de_Asu%C3%A1n
http://www.nilo.one/presa/presa.htm

sábado, 14 de enero de 2017

Entrelazamiento y superposición

Todos reconoceréis en este dibujo un cubo representado en dos dimensiones.
Pero este esbozo tiene una particularidad: si dejáis que vuestro cerebro interprete las tres dimensiones espaciales podéis visualizar cómo la cara frontal del cubo es o bien el cuadrado de la izquierda o bien el de la derecha. Ambas interpretaciones son igual de correctas. Vuestra percepción del cubo puede ir variando, pero nunca podréis ver las dos caras al mismo tiempo.
Si ahora os pedimos que tapéis el dibujo con la mano y os preguntamos: ¿cuál de las dos partes es la frontal?, no podréis darnos una respuesta, pues sin verlo —sin colapsarlo— el cubo se encuentra en una superposición: ambas caras están al frente y al final simultáneamente.
Por supuesto que en este caso no se produce una superposición cuántica, pero es un buen ejemplo sobre la percepción que nos puede ayudar a comprenderla.
Ahora complicaremos el juego para entender el entrelazamiento.
Dibujaremos dos cubos como el anterior. Al observarlos nos sucederá lo mismo, pero en esta ocasión, cuando interpretamos que el cuadrado izquierdo está al frente del primer cubo, automáticamente el segundo cubo se comporta igual, y viceversa. Están entrelazados. Sin embargo, al taparlos con la mano ambos vuelven a estar indefinidos.
Imaginad ahora que rompéis esta página por la mitad. Uno de los cubos os lo quedáis vosotros y el otro lo enviáis a un amigo lejano. Si estas ilustraciones siguiesen las normas cuánticas del entrelazamiento, cada vez que observaseis el cubo que os habéis guardado y determinaseis qué cara es la frontal, vuestro amigo vería exactamente la misma que vosotros. Existiría una correlación perfecta. Así funciona el entrelazamiento cuántico.

Fernández-Vidal, Sonia: Desayuno con partículas. Plaza y Janés. Barcelona. 2013
http://www.sticksandstonesagency.com/txt-stefan/#&gid=1&pid=8

jueves, 12 de enero de 2017

¿Cuál fue el primer idioma?¿De dónde vienen las lenguas? La gran migración que cambió Europa hace cinco mil años

La Torre de Babel es un intento de dar respuesta a una pregunta muy real: ¿Cuál fue el primer idioma y por qué hay ahora tantos?
El siguiente vídeo de TED Ed muestra una breve historia de cómo las lenguas evolucionan, cómo los hablantes de una misma lengua pierden el contacto entre sí y poco a poco se produce deriva lingüísticamente en diferentes direcciones.
Lo más interesante no es simplemente cómo llegamos a tener varios idiomas sino cómo determinamos, sin el beneficio de una máquina del tiempo, que las lenguas modernas están relacionadas. Para ello, los lingüistas comparan un gran número de palabras en diferentes idiomas, en busca de similitudes que no pueden ser explicadas por otros factores, tales como la onomatopeya (la palabra para el gato es algo así como "miau" en varios idiomas, pero es probable que haya una razón obvia para ello) o préstamos (la palabra para el té en la mayoría de lenguas es algo así como te o cha , pero todos parecen tener su origen en las rutas comerciales).
Similitudes que son evidencias sólidas de un ancestro común pueden no verse en un primer momento. Por ejemplo, al comparar palabras  inglesas como father, foot, far y five con las antiguas palabras griegas que significan lo mismo: pater, podos, per y pente, se ve claramente que los términos ingleses comienzan con un sonido "f", mientras que los griegos antiguos comienzan con un sonido "p". Cuando se ensamblan toda una serie de paralelismos sistemáticos como este a través de varios idiomas, se puede empezar a averiguar cuál es el antepasado común, conocido como protolenguaje.
Un misterioso grupo de seres humanos irrumpió desde el este en Europa occidental hace 4.500 años, con tecnologías tales como la rueda y un lenguaje que consideramos como el antepasado de muchas lenguas modernas.
Existen vestigios de estos emigrados orientales en los genomas de casi todos los europeos contemporáneos, según investigadores que analizaron los datos del genoma de casi 100 antiguos europeos. Los primeros Homo sapiens en colonizar Europa eran cazadores-recolectores que llegaron de África, a través de Oriente Medio, hace unos 45.000 años.
La arqueología y el ADN antiguo sugieren que los agricultores del Medio Oriente comenzaron su flujo hacia Europa hace 8.000 años, en sustitución de los cazadores-recolectores en algunas áreas y mezclándose con ellos en otras. Pero el año 2015, un estudio de los genomas de antiguos y actuales habitantes europeos encontró eco no sólo de estas dos ondas procedentes de Oriente Medio, sino también de un tercer grupo enigmático que podría venir de más al este. De hecho, cerca del 25% de la población actual de la Península Ibérica parece tener sus raíces genéticas en estas poblaciones del este de Europa.
Para acotar aún más los orígenes de este linaje fantasma, un equipo dirigido por David Reich, genetista evolutivo y de la población en la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, Massachusetts, analizó el ADN nuclear de los cuerpos de 69 personas que vivieron en Europa hace entre 8000 y 3000 años. También examinaron los datos del genoma publicados anteriormente de otros 25 antiguos europeos y también los de Ötzi, el hombre de hielo de 5.300 años que fue descubierto en la frontera entre Italia y Austria.
Su análisis confirmó la llegada de los agricultores del Medio Oriente a Europa hace unos siete u ocho mil años.
https://www.flickr.com/photos/pedrocallealta/
Pero el equipo también encontró la prueba de una migración previamente desconocida, varios miles de años más tarde. ADN recuperado de los pastores de la estepa que vivían en el oeste de Rusia hace unos 5.000 años resultó muy parecido al de los individuos de 4.500 años de edad, procedentes de Alemania, que eran parte de un grupo conocido como la cultura de la cerámica cordada.
Los pastores, llamados los Yamnaya, vivían en la actual Rusia y Ucrania y representan "una migración masiva en el corazón de Europa desde su periferia oriental", afirman Reich y su equipo.
Los ancestros de los Yamnaya sobreviven en diversos grados en los genomas de los europeos contemporáneos, con los grupos del norte, como noruegos, escoceses y lituanos como vínculo más fuerte. La extensión geográfica de la migración Yamnaya no está clara, ni su naturaleza. Pero el equipo de Reich dice que es posible que los inmigrantes orientales sustituyeron totalmente a las poblaciones existentes en Alemania.
Además, los investigadores sostienen que los Yamnaya importaron al menos parte de la familia de lenguas indoeuropeas a Europa. El origen de estas lenguas - que incluyen las lenguas eslavas, romances y germánicas, así como muchas de las lenguas que se hablan en el subcontinente de Asia meridional-, está envuelto en polémica.
Algunos investigadores dicen que estas lenguas se extendieron a través de los agricultores de Oriente Medio hace unos 8.500 años. Pero Reich y su equipo dicen que los datos son más coherentes con la "hipótesis de la estepa", según la cual los pastores que vivieron alrededor de los mares Negro y Caspio propagaron los idiomas alrededor de 6.000 años atrás, después de la domesticación del caballo, la producción de herramientas y armas de bronce más eficaces y la invención de la rueda, que les permitieron viajar grandes distancias y controlar nuevos espacios.